jueves, 13 de febrero de 2014

Bélgica, primer país que acepta la eutanasia infantil

Bélgica, primer país que acepta la eutanasia infantil
Los dolores eran insoportables, cada día era una lucha. Benjamin, de siete años, tenía cáncer de hígado y según su madre, Marijke, sólo deseaba una cosa: morir de una vez después de dos años de sufrimiento. “Cuando uno ama a su hijo y lo ve sufrir de esa forma, sólo desea que todo termine”, subrayó Marijke. 

La muerte de un niño es especialmente trágica. ¿Pero qué sucede cuando padece una enfermedad terminal y quiere dejar de vivir? En Bélgica, los médicos podrán darle al pequeño paciente una inyección o medicamentos para ayudarlo a morir. El Parlamento aprobó una propuesta para extender la ley de eutanasia que rige en el país a menores de edad que sufran enfermedades terminales, siempre que cuenten con el permiso de los padres. La católica Bélgica se convertirá de esta forma en el primer país con una regulación de este tipo. 

La eutanasia a pedido de niños y adolescentes sólo estará disponible si son capaces de discernimiento y son conscientes de su situación. ¿Pero puede comprender un niño de siete años el verdadero alcance de su deseo? 

Quien tiene menos de 18 años no puede votar ni comprarse una casa, apunta el presidente de la Conferencia de Obispos belga, 
André-Joseph Léonard. “Y de repente deben decidir acerca de si permiten que los maten”, agrega. Rik Torfs, experto en derecho canónico, sostiene que la ley es una paradoja mortal. Indicó que los niños perciben el dolor de forma distinta a los adultos. “Los chicos no pueden relativizar el dolor que sienten”, explicó.

Durante meses la opinión pública belga discutió sobre este polémico tema. De acuerdo con la ley, bastarán dos opiniones médicas y el consejo de un psicólogo juvenil o psiquiatra para que se practique la eutanasia. Los padres deben dar su aprobación por escrito. 

Los defensores de la norma sostienen que el sufrimiento no tiene edad. También los jóvenes tienen derecho a una “muerte digna”, recalcó el senador socialista 
Philippe Mahoux. La eutanasia tiene amplia aceptación en Bélgica. Se trata de permitirle a quien sufre dolores intolerables una despedida pacífica de la vida por deseo propio. 

Más de 1.400 personas eligen cada año la eutanasia en Bélgica. Incluso hay casos particulares: el año pasado, un hombre de 44 años pidió la eutanasia tras un fallido cambio de sexo. Su deseo fue cumplido. El Senado frenó sin embargo un pedido de ampliar la eutanasia a las personas con demencia. 

Todo quedará ahora en manos del rey belga Felipe, que debe firmar la ley. Este paso se considera una formalidad. Sin embargo, durante el debate parlamentario generó revuelo un video que colocó en Internet una organización de médicos cristiana. En él, 
Jessica Saba, de cuatro años, nacida con un fallo en el corazón, le pide al rey: “por el bien de los niños de este mundo, por favor no firme”.

Marion Trimborn - DPA
FUENTE: http://www.lagaceta.com.ar/nota/579271/mundo/belgica-primer-pais-acepta-eutanasia-infantil.html

No hay comentarios: