sábado, 26 de abril de 2014

Lima: Extorsionadores cobran hasta S/.120 mil al mes a transportistas. Bandas se apoderan del centro de la ciudad y exigen pagos diarios a choferes para dejarlos trabajar.

Lima: Extorsionadores cobran hasta S/.120 mil al mes a transportistas
Bandas se apoderan del centro de la ciudad y exigen pagos diarios a choferes para dejarlos trabajar.
Lima: Extorsionadores cobran hasta S/.120 mil al mes a transportistas. (Rafael Cornejo)
El fenómeno de las extorsiones a transportistas –que tuvo sus inicios hace 8 años en la ciudad de Trujillo y que luego se extendió a varias ciudades del norte del país– parece haber llegado al centro de la capital. La Policía ha puesto al descubierto una banda que exige cupos a conductores de combis y colectivos y que, increíblemente, puede llegar a cobrar más de 120 mil soles mensuales.
Se trata de sujetos de entre 22 y 27 años que por las noches prácticamente toman las calles. Su centro de operaciones es el cruce de los jirones Huancavelica y Angaraes, zona que desde hace varios años se ha convertido en un paradero informal de unidades de transporte público que van al Callao.
Ahí los choferes saben que antes de iniciar el recorrido de su ruta deben pagar entre S/.4 y S/.5. Están obligados a entregar este dinero por cada salida, según informó a Perú21 el coronel José Garay, jefe de la Divincri Centro.
Pero, ¿quiénes los obligan a pagar estos cupos? Son los integrantes de la banda de ‘Negro Pura Finta’ que provienen de la zona de Monserrate y que tienen amenazados de muerte a los choferes o con atentar contra sus vehículos.
Estos delincuentes suben a los vehículos y simulan ser pasajeros. Apenas el conductor inicia la marcha cumple con pagar su ‘cuota’. Luego de recorrer algunas cuadras, los maleantes bajan de la unidad para continuar con las extorsiones.
Otros miembros de la banda fingen ser ‘jaladores’. De esta forma, ningún transportista se escapa de pagar los cupos.
El coronel Garay señaló que del referido punto salen más de 300 vehículos al día. “El pago que exigen es por derecho a circular y supuesto ‘chalequeo’”, sostuvo.
DISPUTA POR CUPOS
La existencia de esta organización criminal salió a la luz el pasado sábado luego de un tiroteo entre dos grupos rivales en el que dos niños –que jugaban fulbito– resultaron heridos de bala.

El enfrentamiento se produjo cuando integrantes de la banda ‘Negro Pura Finta’, encabezada por Edson Wladimir Tejada (31), estaban reunidos en las inmediaciones del paradero informal esperando el pago de las cuotas.
En ese momento fueron atacados por maleantes de otra organización que pretendían despojarlos del control de cobro de cupos.
Se informó que este último grupo criminal es dirigido por el argentino Bryan Chávez Cassolo (22), ‘Loco Bryan’, quien actúa en complicidad de Javier Martell Peñaranda (27) y Lourdes Pacara Quispe (24).
La mujer, según la Policía, es la encargada de guardar las armas de fuego que son empleadas para amedrentar a sus víctimas.
“Tenemos información de que la banda de ‘Negro Pura Finta’ opera desde hace más de un año. Lo preocupantes es que ninguno de los conductores ha denunciado estas extorsiones debido a que prestan el servicio de una manera informal”, explicó el coronel José Garay.
El oficial detalló que esta organización comenzó con sus extorsiones en obras de construcción que se ejecutan en el centro de la ciudad.
CUNA DE EXTORSIONES
Lo preocupante de este caso es que los mencionados delincuentes han comenzado a actuar al mismo estilo de las bandas del norte del país.

Como se sabe, la cuna de estas extorsiones fue la ciudad de Trujillo, específicamente, los barrios de La Esperanza, Florencia de Mora y El Porvenir.
Actualmente son 10 las bandas de extorsionadores que tienen el control de las empresas de transporte público, colectivos, interprovincial, así como del servicio de taxis y mototaxis.
Se trata de las organizaciones conocidas como ‘Los Pájaros’, ‘Los Ochenta’, ‘Los Lobos’, ‘Los Pulpos’, ‘Los Malditos de Río Seco’, ‘Los Malditos de El Triunfo’, ‘Los Chancheros’, ‘Los Tacora’, ‘Los Plataneros” y “Los Nerds’. Si bien gran parte de sus integrantes han sido capturados, las extorsiones siguen siendo dirigidas desde las cárceles.
Estos grupos delincuenciales comenzaron a operar hace 8 años en esa parte del norte del país. Para que las bandas rivales no incursionaran en su zona de acción, los malhechores llegaban al extremo de marcar su dominio colocando stickers en los parabrisas de los vehículos.
En el caso que los representantes de las empresas o los conductores se negaban a pagar los cupos, los hampones les incendiaban sus unidades. Podían llegar a quemar los vehículos con los pasajeros en el interior.
Si es que las víctimas se negaban a pagar los cupos, los maleantes comenzaban a enviarles mensajes con una bala envuelta en papel. Luego atacaban a tiros sus viviendas e, incluso, hacían detonar explosivos.
En Trujillo se registraron asesinatos de transportistas que eran víctimas de estas extorsiones. Ante ello, la mayoría optó por cumplir con estos pagos. 
Ante el lucrativo negocio que resultaban las extorsiones, estas se extendieron a Chiclayo y Piura.

CASOS RECIENTES
Si bien se ha reforzado la seguridad en ciudades del norte del país con más policías, las extorsiones continúan imparables.

Uno de los últimos homicidios ocurrió el 3 de febrero. El gerente de la empresa de combis Nuevos Girasoles, Ramiro Ramos Ruiz (51), fue asesinado
a balazos porque dejó de pagar los cupos que le exigían desde hace 5 años.

Los criminales lo atacaron a tiros cuando se dirigía a su vivienda, en el distrito trujillano de La Esperanza.
Con esta muerte los delincuentes solo quisieron demostrar a los transportistas que ellos continúan operando y que son capaces de cumplir sus amenazas.
El 3 de abril, en la misma ciudad, los maleantes quemaron un microbús para obligar a los dirigentes de la empresa La Cabaña a pagarles un cupo por seguridad. El monto ascendería a 9 mil soles.
“¡Al primero que sale le meto un plomazo. Y dile al gerente hijo de p… que nos llame!”, gritaron los atacantes antes de que prendieran fuego al vehículo de Pedro Alayo.
En el caso de los mototaxistas, los extorsionadores cobran a las empresas entre 5 mil y 10 mil soles como cuota inicial para que los dejen trabajar. 
Esta terrible realidad en el norte del país podría repetirse en la capital si es que no se toman acciones inmediatas, según lo reconoce la propia Policía.

DATOS
- El general César Gentille, jefe de la Policía de Trujillo, ha realizado un censo de los transportistas a fin de hacerle frente a las extorsiones.
- Según el reciente padrón son 2,800 mototaxistas agrupados en 16 empresas en Trujillo y todos son víctimas de extorsión.
- En Chiclayo, una banda de extorsionadores prendió fuego a la combi de la empresa Virgen del Carmen con el chofer en su interior. Celso Rivera resultó con quemaduras en el 80% del cuerpo. El ataque sucedió el 2009.
- La organización criminal ’La Gran Familia’, liderada por Ángel León Arévalo, ‘Viejo Paco’, también extorsionaba a transportistas. Tenía el poder en todo el norte del país.
- Niños y adolescentes fueron captados por estas bandas criminales para cobrar cupos y cometer crímenes.


FUENTE: http://peru21.pe/actualidad/lima-extorsionadores-cobran-hasta-s120-mil-al-mes-transportistas-2180564?utm_source=peru21&utm_medium=mailing&utm_campaign=newsletter_2014_04_26

No hay comentarios: