viernes, 14 de octubre de 2016

Donald Trump abre un nuevo frente de batalla: demandará a The New York Times. Es por la publicación de la historia de dos mujeres que lo acusan de acoso sexual; advierten que el magnate es una "amenaza para la libertad de prensa"

Donald Trump abre un nuevo frente de batalla: demandará a The New York Times.
Es por la publicación de la historia de dos mujeres que lo acusan de acoso sexual; advierten que el magnate es una "amenaza para la libertad de prensa"
Donald Trump demandará a The New York Times. Foto: Reuters
NUEVA YORK.- A casi tres semanas de la elección presidencial, a Donald Trump parece no bastarle la pelea por la Casa Blanca con Hillary Clinton y prepara un nuevo frente de batalla: una demanda contra The New York Times.
Trump, furioso por la publicación en el Times de las historias de dos mujeres, Jessica Leeds y Rachel Crooks, que lo acusaron de haberlas acosado sexualmente hace varios años, planea llevar la pelea a la Justicia. Otros medios publicaron acusaciones de otras mujeres, pero Trump, que ha negado todo, sólo amenazó con una demanda al diario neoyorquino.

El Times recibió el miércoles una carta del abogado de Trump, Marc Kasowitz, en la que exigía una retractación y una disculpa pública. Kasowitz dijo que el artículo los testimonios de las mujeres era "imprudente, difamatorio", y demandó que fuera levantado de la página web del periódico. El diario se negó a hacerlo.
"Hicimos lo que la ley permite: hemos publicado información de interés periodístico sobre un tema de gran preocupación pública", respondió David McCraw, vicepresidente del Times, a través de una carta que el diario hizo pública ayer.
"Si el Sr. Trump está en desacuerdo, si cree que los ciudadanos americanos no tenían derecho a escuchar lo que estas mujeres tenían que decir y que la ley de este país nos obliga a nosotros y a aquellos que se atreven a criticarlo a quedarnos en silencio o ser castigados, damos la bienvenida a la oportunidad de que un tribunal lo corrija", cierra la misiva.
La ofensiva de Trump contra el Times es una réplica, más dura, de su ofensiva contra el Washington Post, al que vetó de cubrir durante su campaña durante un tiempo. Ambos periódicos, los de mayor prestigio en Estados Unidos, han golpeado particularmente la candidatura de Trump con sus informes sobre los impuestos del magnate, el video en el cual se jacta de acosar sexualmente a una mujer, sus donaciones a obras de caridad para beneficio propio, y los testimonios de Leeds y Crooks.
Pero Trump ha ido más allá durante la campaña, al acusar en más de una ocasión de manera genérica a "la prensa" de tratarlo de manera injusta. Ha acusado a CNN de parcialidad, se ha quejado de los moderadores en los dos debates presidenciales, y al inicio de las primarias presidenciales se peleó con la periodista de Fox News, Megyn Kelly, después de que le preguntó en uno de los debates, justamente, sobre sus insultos a mujeres.
Trump también ha acusado a "la prensa" de favorecer a Hillary Clinton. "Sin la prensa, no tiene nada", dijo en uno de sus últimos actos de campaña.
Muchos diarios del país, incluso diarios conservadores que nunca respaldaron a un candidato demócrata, como el Dallas Morning News, han publicado editoriales a favor de la candidatura de Clinton. Los respaldos formales de los diarios a un candidato forman parte de la tradición periodística de Estados Unidos.
Las críticas a la prensa resuenan bien entre los votantes republicanos: la mayoría no cree en los medios de comunicación, según han mostrado varias encuestas.
"Amenaza para la libertad de prensa"
Las reiteradas críticas de Trump a medios y su ofensiva contra el Times llevaron al Comité de Protección de Periodistas (CPJ, según sus siglas en inglés), una organización dedicada a la defensa de la libertad de prensa, a calificar al magnate como una "amenaza para la libertad de prensa" no sólo en Estados Unidos, sino también en otros países del mundo.
El 6 de octubre, la junta directiva del CPJ aprobó una resolución declarando a Trump como una amenaza sin precedentes para los derechos de los periodistas y la capacidad del Comité de hacer campaña en favor de la libertad de prensa.
"Una presidencia de Trump representaría una amenaza para la libertad de prensa en Estados Unidos, pero las consecuencias para los derechos de los periodistas en todo el mundo podrían incluso ser más graves", afirmó el CPJ en un comunicado.


FUENTE:
Rafael Mathus Ruiz
PARA LA NACION
http://www.lanacion.com.ar/1947107-donald-trump-abre-un-nuevo-frente-de-batalla-demandara-a-the-new-york-times


No hay comentarios: