sábado, 4 de julio de 2015

Por qué 100 años después los restos de Porfirio Díaz vuelven a causar polémica en México. Durante 100 años fue visto por muchos como el mayor villano de México.

Por qué 100 años después los restos de Porfirio Díaz vuelven a causar polémica en México.
Durante 100 años fue visto por muchos como el mayor villano de México.
Porfirio Díaz es un personaje que aún causa polémica.
Hay quienes lo acusan de ser un dictador que provocó la primera guerra civil del siglo XX, la Revolución Mexicana.
Pero otros lo recuerdan como el héroe que propinó una derrota histórica al poderoso ejército francés de Napoleón III, sobrino de Napoleón Bonaparte, y lo evocan como el presidente que trajo prosperidad económica al país.
Es Porfirio Díaz, quien gobernó durante casi 35 años entre 1876 y 1911.
Se trata de un personaje que todavía causa controversia, sobre todo ahora cuando el 2 de julio se cumple un siglo de su muerte.
Una organización civil -Comisión Especial de los Festejos del Centenario Luctuoso del general Porfirio Díaz Mori- busca que se repatrien los restos del expresidente que desde 1915 permanecen en el cementerio de Montparnasse, en París.
La propuesta generó un nuevo debate sobre lo que representa la figura de Díaz.
La historiadora Patricia Galeana dice que sería "muy negativo y un contrasentido" que se le rindiera homenaje "a un dictador".
Pero Francisco Jiménez Jiménez, regidor en el Cabildo de Oaxaca por el Partido Unidad Popular, asegura que es momento de saldar una deuda histórica.
"De todo el panteón de héroes que tenemos en México el único que está fuera es Porfirio Díaz, y eso es injusto", le dice a BBC Mundo.

Voluntad final

La Revolución Mexicana fue la primera
revuelta del siglo XX.
No es la primera vez que se pretende trasladar al expresidente hacia su natal Oaxaca.
De hecho hubo al menos tres intentos, en las décadas de los años 20, 50 y 60.

Luego, en 1995, se creó una comisión especial para estudiar la propuesta y durante el centenario de la Revolución en 2010 resurgió el debate.
En ninguno de estos casos prosperó la repatriación.
El año pasado se creó la Comisión Especial de los Festejos del Centenario Luctuoso del general Porfirio Díaz Mori, que encabeza el regidor Jiménez.
La idea de esta organización es que el Ayuntamiento de Oaxaca solicite formalmente el traslado del expresidente a la iglesia de La Soledad, en la capital del estado.
Fue la última voluntad de Porfirio Díaz, recuerda el funcionario municipal.

Progreso

Sería un gesto para reconocer lo que hizo por México, insiste Jiménez.
"Cuando era presidente la economía fue muy buena, hubo un avance brutal en ferrocarriles, puertos marítimos, en carreteras", subraya.
El Monumento a la Revolución sería el Palacio Legislativo.
Un ejemplo de esto es que durante casi todo el siglo XX las vías férreas del país fueron las mismas que se construyeron en el gobierno de Díaz.
En ese lapso también se realizó el monumento para conmemorar el primer centenario de la independencia, conocido como El Ángel.
También inició la construcción del principal centro cultural del país, el Palacio de las Bellas Artes.
"Y nosotros todavía le seguimos regateando el honor que se merece", insiste el regidor Jiménez.
Pero en el tema hay matices, le dice a BBC Mundo el historiador Arno Burkholder.
"El crecimiento de México durante el porfiriato es innegable pero no hizo algo que sí intentó la Revolución Mexicana: invertir en los pobres", explica.
Y no fue así "por la simple razón de que no le correspondía hacerlo, en su época ese tipo de cosas no se hacía".

Villano

¿Por qué tanta controversia por los restos de Porfirio Díaz?
Porque desde 1916 y hasta 2000 la clase política que gobernó al país se asumió como heredera de los triunfadores de la Revolución, señala Burkholder.
Repatriar los restos de Porfirio Díaz
causa polémica en México.
Eso significa que derrotaron "al gran dictador" que era Díaz y "los reaccionarios que le apoyaban", señala.
Entre los miembros de este grupo se encuentran los antecesores del hoy gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Son los mismos que empezaron la reconstrucción del Estado mexicano con la Constitución de 1917 –donde había varios porfiristas- y que de alguna manera necesitaban justificar su llegada al poder.
Lo hicieron de dos formas: con mucho gasto social… y con su versión de los hechos.


"Había que crear una nueva idea de la historia de México y en esa idea hay que utilizar a los muertos a su conveniencia", explica Burkholder.
"El Estado mexicano necesitaba crearse un villano, y ese era Porfirio Díaz".

¿Repatriación?

Esta idea prevaleció incluso cuando el sistema empezó a cambiar, durante la crisis económica en los años 70 y 80.
En esa época el país inició el proceso de apertura comercial que hoy tiene.
Y también los partidos opositores al PRI ganaron sus primeros escaños en el Congreso y gubernaturas.
Porfirio Díaz inició la construcción del Palacio de Bellas Artes.
Incluso en el gobierno del expresidente Carlos Salinas de Gortari se difundió una inédita telenovela sobre el período de Porfirio Díaz, llamada El Vuelo del Águila.
Pero los gobiernos siguientes, incluidos dos del conservador Partido Acción Nacional (PAN), no abordaron la posibilidad de repatriar los restos del expresidente.
Hasta ahora nada asegura que eso pueda ocurrir en el centenario de su muerte.


Los descendientes de Porfirio Díaz se resisten a trasladar en privado sus restos, pues quieren un reconocimiento de sus acciones como héroe militar.
"Y en el gobierno mexicano no quieren meterse en ese problema, simplemente no quieren hacerlo", señala el historiador Burkholder.
"No sé si algún día van a regresar los restos de Díaz, pero mientras esta sociedad no tenga una idea clara de su pasado le va a costar mucho trabajo construir su futuro", concluye.

FUENTE:
Alberto Nájar
BBC Mundo, Ciudad de México
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/07/150701_mexico_polemica_restos_porfirio_diaz_an 


No hay comentarios: