jueves, 6 de agosto de 2015

Caso Lava Jato: el esquema de corrupción política más grave en la historia del Brasil. MEGA INVESTIGACIÓN A CARGO DE LA POLICÍA FEDERAL DEL BRASIL Y EL MINISTERIO PÚBLICO

Caso Lava Jato: el esquema de corrupción política más grave en la historia del Brasil
MEGA INVESTIGACIÓN A CARGO DE LA POLICÍA FEDERAL DEL BRASIL Y EL MINISTERIO PÚBLICO
Por estos días en la sede del Ministerio Público Federal de Brasil, un moderno predio de lunas que refleja el maravilloso cielo celeste de Brasilia, cuelga una pancarta gigante que dice: “#CORRUPCAO NAO corrupcaonao.mpf.mp.br”, y que es el emblema de una campaña iniciada por el Ministerio Público en todo Brasil para concientizar a los ciudadanos acerca del trabajo de esta institución contra la corrupción y el desvío de dinero público. Esta campaña emprendida por una entidad pública refleja el hartazgo y la decepción de la sociedad brasileña contra la corrupción de malos epolíticos y empresarios. 
Foto: Francisco Morales.
El caso Lava Jato (lugar donde se lavan carros con agua a presión) es una mega investigación a cargo de la Policía Federal del Brasil y el Ministerio Público que desde marzo de 2014, y en sucesivas etapas, ha descubierto un gigantesco esquema de desvió de fondos de Petrobras a favor de algunos partidos políticos, como el Partido de los Trabajadores (PT) en el gobierno y su aliado el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de políticos de ambos partidos y de directivos de la Estatal Petrolera. La Policía estima que se han movido cerca de 10,000 millones de reales y el Ministerio Público Federal estima que el desvío de fondos a lo largo de varios años (durante los gobiernos del PT) podría llegar a los 2,1 billones de reales.  

Después de más de un año de investigaciones, denuncias, detenciones preventivas, delaciones premiadas (acuerdos de colaboración de los primeros detenidos), se sabe que el esquema de desvío de fondos era el siguiente: El PT y el PMDB, partidos en el Gobierno, se repartieron las tres Direcciones de Petrobras: de abastecimientos, de servicios y de operaciones internacionales. Cada Director manejaba el presupuesto de la Dirección y cobraba un porcentaje entre 2 a 5% de cada contrato a las empresas contratistas de Petrobras, que eran siempre las mismas (Odebrecht, Andrade Gutierrez, Camargo Correia, OAS, UTC, entre otras). Los contratos, con acuerdo de las empresas, eran sobrevalorados y el diferencial (la mega coima) era entregado a un lobista, o financista de cada partido que a través de diferentes empresas off shore y de cuentas en el exterior retornaba el dinero al Brasil para los Partidos, los políticos y los propios Directores de Petrobras. Con los millonarios fondos se pudieron financiar las campañas electorales del PT y del PMDB, así como de muchos senadores y diputados, y además quedaba un gran saldo para sus propias cuentas personales. Como se ve una corrupción política generalizada, que ha derivado en la  Comisión de los delitos de fraude fiscal, movimiento ilegal de dinero, evasión de divisas, desvío de recursos públicos y corrupción de agentes públicos, entre otros delitos.    

Para que se tenga una idea de las comisiones o coimas, podemos mencionar el caso de, Paulo Roberto Costa, Director de Abastecimientos de Petrobras hasta el 2012, y principal colaborador de las investigaciones, (firmó de un acuerdo de delación premiada), llegó a acumular para él solo en cuentas en el exterior cerca de 97 millones de dólares por concepto de coimas (propinas en Portugués). Como parte de su acuerdo de colaboración devolverá ese monto al Estado Brasileño, además de contar al Juez de la causa todo lo que sabe sobre los delitos cometidos. El Tesorero del PT, Joao Vaccari, (hoy preso), quien estaba a cargo de dirigir las finanzas de las campañas electorales de reelección de Lula y las dos elecciones de Dilma Rousseff, amasó cerca de 500 millones de reales (166 millones de dólares) en coimas.  

Otro de los aspectos que merece destacarse es la solícita colaboración de las mayores empresas contratistas con el Estado Brasilero (Odebrecht, Andrade Gutierrez, Camargo Correia, OAS, UTC, entre otras) sin las cuales el esquema de corrupción no habría sido posible. Se ha probado en las investigaciones que las empresas habían formado un cartel que se repartía todos los contratos de servicios de Petrobas en connivencia con sus Directivos. La gran pregunta es: si este esquema se dio durante los dos gobiernos de Lula, época en la cual Dilma Rousseff fue presidente del Consejo Directivo de Petrobras, y continúo durante el primer gobierno de Dilma, ¿Ambos Presidentes no sabían nada del esquema de financiamiento de las campañas que los beneficiaban?. Muchas de estas empresas han tenidos contratos con el Estado peruano durante los últimos gobiernos, si éste era el modus operandi en su país, es lícito tener dudas o suspicacias acerca de cuál fue su forma de conseguir tales contratos en el Perú.   
Eduardo Cunha (PMDB), Presidente de la Cámara de Diputados. Según la investigación, habría recibido 5 millones de dólares de parte del delator Julio Camargo. (Foto: Revista Época - Brasil).

También debe resaltarse la labor de la Policía Federal y del Ministerio Público que han actuado con independencia y energía, pues han sido detenidos hasta los dueños y principales directivos de las mayores contratistas del Brasil y de América Latina (hecho que no siempre ocurre en nuestros países). Para ello, el Ministerio Público formó un equipo de 10 fiscales con dedicación exclusiva para el caso. De igual forma el mecanismo de delación premiada para importantes participantes de los delitos, a condición de que su delación sea verdadera y aporten pruebas, caso contrario el beneficio es revocado, es un mecanismo que ha dado excelentes resultados, pues gracias a ellos se pudo conocer todo el esquema que llega hasta las más altas autoridades del Estado Brasilero. Por ejemplo, hace unos días el delator Julio Camargo señaló que le dio 5 millones de dólares al Presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha (PMDB), por concepto de coima de un solo contrato con la Estatal petrolera. Nuestro Ministerio Público debería formar equipos de varios fiscales para investigar casos de corrupción política a fin de que las investigaciones sean más rápidas.  

Según el portal del Ministerio Público Federal, hasta el momento, los resultados del caso Lava Jato son: 600 procedimientos instaurados, 494 personas y empresas en investigación, 235 órdenes de busca y captura, 68 mandatos de conducción coercitiva, 82 mandatos de prisión cumplida, 46 pedidos de cooperación internacional, 17 acuerdos de colaboración premiada, 28 acusaciones criminales contra 128 personas por los delitos de corrupción, crímenes contra el sistema financiero, lavado de activos y formación de organización criminal, 5 acusaciones de improbidad administrativa contra 41 personas y empresas, pedido de reparación por 4,47 billones de reales y recuperación de 500 millones de reales.   

Mención aparte merece el Juez Federal, Sergio Moro, del Estado de Paraná, quien dirige el Juzgamiento en primera instancia y que se ha convertido en una celebridad de la lucha contra la corrupción en el Brasil, pues gracias a sus rápidas y oportunas autorizaciones judiciales, la Policía y el Ministerio Público han podido actuar celeridad y firmeza. Esta semana acaba de emitir las primeras condenas contra ocho directivos de Camargo Correia (entre 15 y 10 años de prisión).  

Desde hace un año todos los días los noticieros de TV, los diarios de circulación nacional, y los semanarios dan cuenta de los diversos aspectos del caso Lava Jato, y cada mes hay nuevas revelaciones. Como dice Walter Marchiori Rodrigues, jubilado brasileño de Petrópolis: “Brasil es un país que tiene todo, buen clima, recursos naturales en abundancia, alimentos, petróleo, minerales, diversas expresiones culturales y géneros musicales variados,  su gente es buena y tranquila, en verdad, no merecemos esto”.  

Este caso nos debe hacer reflexionar sobre la lucha frontal contra la corrupción gubernamental y empresarial que debe emprender toda la sociedad peruana. No debemos admitirla en ninguna de sus formas pues es indigna y deslegitima nuestra Democracia. Los responsables de este tipo de actos deben ser sancionados cualquier sea el nivel gubernamental o privado que ocupen.

FUENTE:
http://laley.pe/not/2641/caso-lava-jato-el-esquema-de-corrupcion-politica-mas-grave-en-la-historia-del-brasil
Francisco Morales Saravia

No hay comentarios: