domingo, 31 de enero de 2010

¡POBRECITO ALLISON!

¡Pobrecito Allison!
Fuente: Diario "El Trome" - Perú" / columnista "Pico Tv" - 31 de enero 2010


Francis Allison es un típico personajillo de la política peruana, como muchos otros que dan la imagen de ser unos 'caballeritos', pero son tremendas 'lagartijas'.


Cuando lo 'pescaron' con las manos en la masa tratando de sacar -él y su esposa- 50 mil dólares no declarados a las autoridades norteamericanas, dijo muy cándido que 'no se había dado cuenta que tenía el dinero en su casaca y en la cartera de su esposa'.


Por supuesto que los inspectores gringos no le creyeron, pues ambos habían declarado una cantidad menor.

Fuente caricatura "la calle esta dura" / Diario El Trome - 31 de enero 2010

¿Por qué no querían dar a conocer todo el dinero?


Por algo muy sencillo, en todas las declaraciones juradas de Allison nunca habló de la cuenta en El Bank of America (aparte tiene otra en uno suizo).


Los apresaron y les colocaron vergonzosos grilletes en su arresto domiciliario.


Allison demostró que si bien fracasó en su labor al frente del Ministerio de Vivienda, por el escándalo de la empresa chuponeadora, en Miami descubrió su verdadera vocación: la actuación. Mientras su esposa lloraba, él clamaba su inocencia y gruesas lágrimas corrían por sus mejillas. 'Todo fue un error', 'fue una equivocación', 'no teníamos experiencia', dijeron en entrevistas.


Un abogado cazurro les dijo de frente que no sean embusteros, que se declaren culpables, porque si bien intentaron sacar ese dinero sin mencionarlo, no es producto del narcotráfico ni de actividades ilícitas en USA, entonces podían darle una pena menor sin ir a la cárcel.
Una pareja inocente se habría negado a asumir una falsa culpabilidad, pero ellos sabían muy bien lo que habían hecho.


Pero este hecho, le permite preguntarse a este Búho ¿cuántos alcaldes más tendrán dinero en bancos del extranjero como Allison? ¿De dónde proviene ese dinero que no declaró en el Perú? Allison lloró antes de la sentencia, como si fuera un niño ante un castigo de papá.


Cuando el juez dictó una condena benigna, solo una expulsión por tres años de Estados Unidos, una multa y el decomiso de 50 mil dólares, el ex ministro de Alan lloró e intentó besar la mano del juez al tiempo que le decía: 'Gracias, señor juez.'. El magistrado sintió vergüenza ajena y severamente le dijo: 'A mí no me dé las gracias. Déselas a su abogado'.


Al margen de que son casos diferentes, me hizo acordar la escena de 'Carlito's Way', cuando le agradece al juez por decretar su libertad, y este, amargo, le dice: 'Agradezca al FBI que utilizó métodos vedados para encerrarlo, y con dolor tengo que dejarlo libre'. Allison es un 'Baby Face'. Pero que no cante victoria, en Lima le esperan muchas investigaciones.


Y le cantarán el gran tema de Frankie Ruiz '¿Y cómo lo hace? (Yo no sé). ¿Cuál es el negocio? (Sepa usted)'.


Apago el televisor.

No hay comentarios: