sábado, 13 de septiembre de 2014

Cuidado con estafadores

Cuidado con estafadores
El fotógrafo Gary llegó al restaurante por un tacu tacu con un lomito de carne bien jugoso y una jarrita de emoliente al tiempo. “María, a la gente honrada solo le queda tener muchísimo cuidado para no ser víctima de los delincuentes, que cada día se multiplican e inventan métodos para quedarse con nuestro dinero, joyas, terrenos, vehículos y hasta mascotas. Es lo que hace varios meses, sobre todo en Miraflores, un sujeto apodado ‘El elegante’. Este delincuente, de tez blanca y mediana estatura, se gana la confianza de sus víctimas por presentarse en terno, con alhajas de oro y mostrarse educado. Se dedica a adquirir perros de raza y paga con dólares falsos. Las mujeres son sus víctimas preferidas, pues muchas no saben reconocer los ‘verdes’ falsos. También paga adelantado por el alquiler de locales.

Como se presenta como un empresario pudiente, la gente confía en él sin conocerlo. Siempre paga con dólares y luego reclama su vuelto en soles. También pide a sus víctimas que le cambien sus dólares y hasta se los ‘remata’ a 2.50 soles. Un maestro del engaño. Pero no es el único, un grupo de cuatro ladronas apodadas ‘Las bellas’ se valían de sus atributos físicos para robar en los edificios más lujosos de San Isidro, Miraflores, Surco y Jesús María. Una ingresaba primero al edificio y coqueteaba con el conserje para distraerlo, logrando que sus cómplices se metan sin ser vistos. Siempre las acompañaba un sujeto.

De inmediato se dirigían a los últimos pisos y robaban los departamentos en los que no había nadie. Tocaban la puerta y si nadie contestaba, violentaban la puerta y se metían. Si alguien respondía desde el interior, decían que se habían equivocado y se iban a otro departamento. Sustraían Laptops, joyas, ropas de marca y otros por montos que superaban los 15 mil dólares. Todo lo metían en una maleta con rueditas y salían con normalidad, mientras la que se había quedado con el conserje volvía a distraerlo coqueteándole. Hay numerosos tipos de estafas, entre ellas, las telefónicas que van en aumento porque el delincuente no da la cara y así no corre riesgo. Entre las más comunes están la de llamar a jubilados y hacerles creer que cobrarán mucho dinero por sus años de servicio.

A los ancianos les dicen que deben depositar en una cuenta bancaria el 10% del monto que recibirán, y les advierten que si no lo hacen cuanto antes, perderán lo prometido. También están los que se hacen pasar por policías. Advierten que un familiar está preso y para ‘soltarlo’ piden a la persona que deposite una suma de dinero en una cuenta de banco o haga recargas virtuales a celulares. También están los delincuentes que envían correos electrónicos o crean páginas web falsas de bancos en las que piden datos personales, claves de tarjetas y otros. A los que caen y dan esa información, les vaciarán sus cuentas”. Qué terrible, hay que estar alertas. Me voy preocupada, cuídense.

FUENTE: http://trome.pe/columnas/cuidado-estafadores-2022820?href=hsidebar

No hay comentarios: