lunes, 4 de mayo de 2015

Monja deja sus votos y se convierte en experta del Kamasutra.

Monja deja sus votos y se convierte en experta del Kamasutra.
Fran Fisher se ha convertido en una de las sexólogas más solicitadas de California
Como una monja devota, Fran Fisher solía pasar sus días trabajando para la Iglesia Católica Romana y orar por otros, pero en el último cambio radical en su vida, decidió colgar los hábitos y luego intercambiar su Biblia por el Kamasutra.
Ahora en su nuevo oficio de terapeuta sexual, pasa sus días dando consejos de alcoba a parejas que tienen problemas en la intimidad, cuenta la antigua novicia en una entrevista reveladora para el diario “The Sun”.
Fran, de 63 años, originaria de Manchester, se unió a un convento en Melton Mowbray, Leicestershire, a los 18 años creyendo que la vida de monja era su vocación, pero dos años después de tomar el juramento más solemne, se desilusionó, abandonó la vida del convento y conoció a su futuro marido, quien más tarde la introdujo al mundo de los “swingers”.
Y descubrir este mundo sorprendente de la liberación sexual le permitió a Fran, convertirse en madre de dos hijos, por su trayectoria profesional muy diferente al celibato "entré en el convento directamente de la escuela. Yo esperaba ser virgen para toda la vida y había sido criada pensando en el sexo como algo sucio. Yo no tenía experiencia con hombres, apenas había hablado con alguien del sexo opuesto”, declaró Fran Fisher.
"Si alguien me hubiera dicho que iba a terminar como una terapeuta sexual, me habría muerto de la risa. Pero nunca he sido más feliz que ahora”, añadió la sexóloga.
Cuatro meses después de salir de la Iglesia, en una salida nocturna en Manchester, Fran conoció a Richard Fisher, director de una empresa. Se casaron menos de un año después. En 1982, la familia se mudó a San Francisco después de que Richard consiguió un empleo en una empresa de informática en EE.UU.
"Cuando nos casamos nuestra vida sexual era muy 'normal'. Nos convertimos en padres tres años después del matrimonio”, pero diez años después de casarse, Richard comenzó a hacer peticiones sexuales que sorprendieron a Fran.
"Richard comenzó a querer probar todo lo que había. Era un poco como el libro ‘Fifty Shades Of Grey’. Él me pedía cosas y yo no tenía idea de cómo lidiar con ello”, confesó Fisher.
La pareja se enfrentó por sus diferencias sexuales por casi una década. Poniendo una enorme presión sobre su relación, pero Fran como católica que consideraba el matrimonio como un contrato de por vida, no cedería. Mientras él la iba a seguir engañando en más fiestas ‘swingers’ donde tenía relaciones sexuales con desconocidas mientras Fran esperaba en el pasillo hasta que era hora de irse.
Luego de eso Fran decidió hablar con una sexóloga mujer, alguien que entendiera la ciencia detrás de la sexualidad humana.
"Richard me había llevado a una convención de sexo donde había conferencias y talleres sobre sexo, ahí conocí a una mujer que dijo que había tomado un curso de sexualidad y se había convertido en una sexóloga profesional”, mencionó.
Así que decidió hacer el mismo curso en el Instituto de Estudios Avanzados de Sexualidad Humana en San Francisco. Quería entender los deseos de su esposo y también encontrar su propia identidad sexual.
Fran llegó a sacar una licenciatura en el tema "en un momento el profesor nos pidió recurrir a otros estudiantes y hablar con ellos acerca de cómo nos complacíamos a nosotros mismos. Me entró el pánico. Yo estaba en una habitación donde la mayoría de gente estaba más cerca de la edad de mis hijos que a la mía”, confesó.
Lamentablemente, en 1998, justo cuando se había graduado, su esposo Richard fue diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer y murió 11 años después.
La experiencia ha ayudado a Fran a ser más abierta sobre sexo con sus propios hijos, Ian, de 37 años, y Kate, de 33 años "mis hijos se ríen cuando me estaba preparando para un taller de sexología. Ellos decían que debían ser los únicos niños en el mundo que cuando vienen a casa encuentran la mesa de la cocina cubierta con vibradores”, concluye la ex monja en la divertida entrevista.

FUENTE: http://www.larepublica.pe/10-11-2012/monja-deja-sus-votos-y-se-convierte-en-experta-del-kamasutra

No hay comentarios: