jueves, 17 de noviembre de 2011

Llamada en Espera...Congreso le quita la alfombra y Omar Chehade se queda sin aliados

Llamada en Espera...

Congreso le quita la alfombra y Omar Chehade se queda sin aliados. "Su suerte está echada", ha dicho Abugattas. No lo blindarán.

Daniel Abugattas, Salomón Lerner y Eduardo Roy Gates terminan almuerzo luego de que Comisión de Ética decidiera suspensión de 120 días para Chehade el martes 15.

 

El caso de Omar Chehade sigue movilizando al gobierno. El martes 15, momentos después de que la comisión de Ética aprobara por unanimidad suspender durante 120 días al segundo vicepresidente de sus labores parlamentarias, se vio al premier Salomón Lerner y al presidente del Legislativo, Daniel Abugattas, almorzando en el Paseo de los Escribanos. Se les unió el asesor presidencial en materias legales, y amigo de Chehade, Eduardo Roy Gates.

Aunque Lerner y Abugattas lo niegan, la prensa suele publicar trascendidos sobre una supuesta recreación humalista de las tensiones entre árabes e israelitas. Para echarle más leña al fuego, el primer ministro había declarado esa misma mañana que Chehade integró la plancha presidencial porque “tenía un alto cargo en la Federación Palestina del Perú… En ese momento pesó lo de las comunidades. Se buscaba un equilibrio entre la comunidad judía y la palestina”.

Los comentarios de Lerner desataron una en el twitter.

Ello no quería decir que Chehade siguiera contando con su amigo Abugattas. Un vocero de bancada le preguntó a éste si blindarían al vicepresidente. La respuesta del titular del Congreso fue contundente: “No. Su suerte está echada”.




Omar Chehade: Llamada en Espera



El documento emitido por la Comisión de Ética concluyó que Chehade “ha infringido sus deberes de transparencia y veracidad” y “faltó a la verdad sobre las razones de la cena con tres generales de Policía en el restaurante Brujas de Cachiche de Miraflores”.

La secretaría técnica de la comisión había recomendado solo 100 días por presunta infracción al Código de Ética Parlamentaria y al Reglamento del Congreso, pero los parlamentarios decidieron extender el castigo.

A Chehade lo hundieron las diversas versiones que dio sobre la cena. Inicialmente negó que se hubiera tratado el tema de Andahuasi; luego dijo que se habló de la azucarera “tangencialmente”. También dijo que convocó a la reunión por el interés de su esposa por el Caso de Walter Oyarce y en otro momento que fue para agradecerle al general Raúl Salazar por la seguridad que le brindó durante la campaña y para tratar otros temas de inteligencia.

Los congresistas lo hallaron, además, responsable de infringir el artículo del Reglamento del Congreso “que lo obliga a actuar con probidad” al participar en una reunión “que podría favorecer intereses particulares”. Esto último en relación al presunto tráfico de influencias para realizar un desalojo en la azucarera Andahuasi.


Freddy Otárola era uno de los pocos que todavía lo defendían. Humberto Lay preside Ética.

La recomendación de la Comisión de Ética tendrá que ser sometida a la aprobación del pleno del Congreso.

En la sesión no prosperó la recusación que presentó Chehade contra el congresista Juan José Díaz Dios (Fuerza 2011) para que se inhiba del caso por supuestamente haber adelantado opinión, lo que fue negado por el aludido, quien señaló que el reglamento no contempla esta causal.

Mientras tanto, Miguel Chehade había sido citado por la Comisión de Fiscalización del Congreso para el viernes 11, pero pidió postergar su presentación. El hermano del vicepresidente acudió al Ministerio Público el lunes 14. Ingresó al edificio de la Fiscalía en un auto y salió de la misma forma, tres horas después. Este jueves será interrogado Miguel León Barandiarán.

Entrevistado en televisión, Chehade le reiteró a Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia que “confíen en su vicepresidente”. Pero el tanque de oxígeno político está en las últimas. Según Datum, la popularidad del presidente descendió de 66% a 57%. Y no es difícil imaginar por qué.


Al Primer Piso


La decisión parlamentaria sobre Chehade cargó todavía más el ambiente de la Avenida Abancay. En los pasillos del Legislativo se comenta que la posible emisión de un audio con una conversación privada de Abugattas habría motivado que limite el acceso a la Prensa solo al primer piso del Palacio Legislativo. El dispositivo, cuestionado por congresistas como Michel Urtecho y Víctor Andrés García Belaunde, prohíbe el acceso de la prensa a las oficinas de las bancadas y a los despachos de los congresistas.

No hay comentarios: