jueves, 2 de agosto de 2012

De la Pantalla al Crimen. Más de una decena de películas han inspirado horrendos crímenes que superan a la ficción.

De la Pantalla al Crimen
Más de una decena de películas han inspirado horrendos crímenes que superan a la ficción. 
James Holmes, de 24 años, asesinó a 12 personas en un cine de Denver mientras se proyectaba el estreno de Batman. Dijo que era el Guasón.
La última película de Cristopher Nolan, ‘El Caballero de la Noche Asciende’ (2012), no necesariamente pasará a la historia por su astucia cinematográfica, sino por la demencia de un joven de 24 años, quien el pasado 20 de julio decidió disparar a mansalva en un cine y asesinar a doce personas. ¿Su inspiración? El ‘Guasón’, su villano favorito. Así como James Holmes, otras mentes desequilibradas han encontrado inspiración en el cine para cometer horrendos asesinatos. 

La película de Stanley Kubrick inspiró una serie de asesinatos en Inglaterra, por lo que fue vetada hasta 1999.
LA NARANJA MECÁNICA (1971)

Desde que el director de cine Stanley Kubrick estrenó en 1971 la película ‘La Naranja Mecánica’, una serie de crímenes perpetrados por jóvenes se sucedieron en Inglaterra con la excusa, por parte de los delincuentes, de que la cinta había sido su inspiración. Ante ello, los medios señalaron a Kubrick como el culpable y el director no tuvo otra opción que pedirle a la casa productora Warner Brothers que retirara el filme. ‘La Naranja Mecánica’ no pudo ser vista en Gran Bretaña hasta después de la muerte de Stanley Kubrick, en 1999.

John Hinckley se obsesionó con Jodie Foster luego de ver ‘Taxi Driver’ y, al igual que en el filme, decidió asesinar a un político. Su objetivo fue Ronald Reagan.
TAXI DRIVER (1976)

El joven John Hinckley Jr. y el personaje de Travis Bickle, que interpretó Robert De Niro en la película ‘Taxi Driver’, tenían algo en común: la obsesión por el personaje de Iris “Easy” Steensman, interpretado por Jodie Foster. Hinckley estaba tan alucinado con Foster que empezó a mandarle cartas donde le declaraba su amor e, incluso, se inscribió en clases de literatura en la Universidad de Yale, luego de que la actriz tomara cursos allí. Mientras vivía en Hollywood, Hinckley vio la película al menos quince veces y se identificó con el personaje de Travis Bickle, protector de una prostituta de 12 años (Foster) que intenta asesinar a un senador que postula a la presidencia de la república. Al igual que en la mente creativa del director del film, Martin Scorsese, Hinckley decidió dispararle al presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, durante un discurso en el hotel Hilton de Washington. Reagan y tres personas más resultaron heridas.

Chucky, el muñeco diabólico, inspiró al australiano Martin Bryant a asesinar a 35 personas. Sufría de esquizofrenia y le dijo a la policía que él era ‘Chucky’.
CHUCKY, EL MUÑECO DIABÓLICO (1988)

Martin Bryant era un joven esquizofrénico que sufría de bullying en la escuela de la cual fue expulsado por torturar animales. En su adultez tenía el coeficiente intelectual de un niño de 11 años de edad y, para colmo, se identificaba con ‘Chucky’, el famoso muñeco diabólico. Según Bryant, este lo inspiró a matar a 35 personas en 1996, convirtiéndose en el asesino en serie más temido de Australia.

En San Francisco, Josh Cooke asesinó a sus padres, aludiendo que había sido tragado por la Matrix.
MATRIX (1999)

Para algunas personas, la opción entre la pastilla azul y la roja no quedaba solo en la ficción de la saga ‘Matrix’, escrita y dirigida por Larry y Andy Wachowski. Este fue el caso de Josh Cooke, quien convencido de vivir en un mundo virtual como el de Matrix asesinó a sus padres en 2003. Cooke había actuado pensando que estaba en la Matrix: una simulación virtual a través de la conexión de un cable enchufado al cerebro.


FUENTE: http://www.caretas.com.pe/EyE/Main.asp?T=3135&S=&id=13&idE=1050&idSTo=0&idA=60110



No hay comentarios: