domingo, 1 de agosto de 2010

La Bala que Corre en Ancash

La Bala que Corre en Ancash
Policiales :::: Las millonarias obras que están detrás de los sangrientos episodios en el gobierno regional con más canon del país.

Los disparos empezaron a sonar poco después de que César Álvarez renunciara al gobierno regional de Ancash para preparar su candidatura a la reelección, el pasado 4 de junio. Álvarez niega cualquier papel en el crimen (“ni que fuera loco de cometer una cosa así ad portas de las elecciones”), pero sí reconoce el reparto de cupos en obras millonarias.

El atentado contra un consejero del gobierno regional de Ancash adquiere cada vez más los ribetes de un crimen político con graves consecuencias para el controvertido presidente regional César Álvarez.

Ezequiel Nolazco salvó la vida pero su hijo político Roberto Torres Blas murió el pasado martes 20, cuando un grupo de sicarios disfrazados de policías irrumpieron en la casa del primero en la populosa zona de Nuevo Chimbote (CARETAS 2140).

Nolazco fue impactado por tres balazos a quemarropa y Torres recibió un mortal disparo en el rostro cuando se abalanzó contra uno de los homicidas para arrebatarle el arma.

Durante los últimos días, Nolazco no ha dudado en señalar al propio Álvarez como autor intelectual del hecho.

Cree que su oposición a un paquete de obras del gobierno regional valorizado en más de S/. 880 millones, y que fueron suspendidas el pasado junio, terminó de apretar el gatillo en su contra.

Mientras tanto, la Policía les estrecha el cerco a los sicarios.

Y ese camino también se acerca a los linderos del gobierno regional.

LA PISTA DEL SICARIO

El lunes 26 fue detenida Hilda Saldarriaga Bracamonte (36), conviviente del hampón chimbotano Arnaldo Ordinola Muñoz (40), ‘Nayo’.

En el Departamento de Prevención de Robos de Vehículos de Chimbote declaró, en presencia del fiscal Lorenzo Melgarejo, que tres días antes del crimen ‘Nayo’ recibió en su casa a Rubén Moreno Olivo, ‘Goro’, Jaime Sánchez Cachay, ‘Piolín’ y Edson Torres Corzo, ‘Chilipino’, todos angelitos rankeados, para planear el atentado.

Luis Arroyo, gerente de la Subregión Pacífico, fue sindicado como presunto autor intelectual del atentado por Hilda Saldarriaga.

La mujer añadió que al encuentro asistió el actual gerente de la Subregión del Pacífico del Gobierno Regional, Luis Arroyo Rojas, que según ella pagó S/.60 mil para matar a Nolazco.

Dice que desde entonces no sabe de su conviviente.

En sus inspecciones, la Policía encontró documentos que acreditan que ‘Nayo’, un delincuente prontuariado, es trabajador de las obras a cargo de la mencionada subregión jefaturada por Arroyo, que actualmente también es candidato a la alcaldía provincial de Santa por el movimiento Cuenta Conmigo de Álvarez.

El Sicario. Hilda Saldarriaga Bracamonte (36), detenida el lunes último, declaró a la Policía que el subgerente Luis Arroyo pagó S/. 60,000 a los sicarios que atentaron contra Nolazco, entre los que figura Rubén Moreno Olivo, ‘Goro’ (a la derecha), quien asesinó a otro hampón en 1998. Y por cierto, cometió el crimen vestido de policía. ‘Goro’ brindaba seguridad a las obras del dirigente Víctor López Padilla.

Al cierre de esta edición, Arroyo aseguró no conocer el testimonio de Saldarriaga.

“Son afirmaciones delicadas que tengo que contrastar”, se limitó a responder a CARETAS.

“Es parte de una campaña contra nuestro movimiento. Primero acusaron al presidente regional César Álvarez; luego dijeron que se trata de un crimen pasional del hijo del consejero. Ahora esto”.

NOLAZCO CONTRA “LA BESTIA”

Al consejero Ezequiel Nolazco le descerrajaron tres balazos a quemarropa, pero sobrevivió.


Esta nueva punta de la madeja se suma a la frontal versión de Nolazco, quien explicó a CARETAS que la noche del atentado “íbamos a viajar a Lima junto con los consejeros José Cachi, Nelson Pinedo e Isabel Chinchay, para entrevistarnos con el premier y el presidente del Jurado Nacional de Elecciones.

Buscábamos encontrar solución a la ingobernabilidad por la que pasamos desde el asesinato del presidente interino José Sánchez Milla y la enfermedad terminal del gerente general Richar Cabana, que lo obligó a internarse en un hospital de Lima. No hay quien dirija la región y Álvarez no quiere que un consejero de la oposición tome su lugar”.

Nolazco y José Luis Sánchez Milla, el otro consejero asesinado en la carretera Chimbote-Trujillo, durante una sesión de consejo de mayo pasado.

En una cruel primera vuelta de tuerca, Milla había sido asesinado el martes 13 en la carretera Chimbote-Trujillo, aunque hasta ahora todo indica que se trató de un asalto común.

Nolazco explica que Álvarez, a quien llama “la bestia de siete cabezas” contrató a dos sicarios chimbotanos “por intermedio de uno de sus choferes. Ofreció S/. 100 mil por mi cabeza. Uno de los delincuentes a los que contactaron se negó a participar en el ataque y me confió que uno de los sicarios contratados es el tal Goro”.

El delincuente, cuyo nombre es Rubén Moreno Olivo, figura entre los mencionados por Saldarriaga.

Agentes de la división de robos siguieron una pista ofrecida por mototaxistas, que la noche del crimen vieron a dos presuntos policías abordar un Tico pertenenciente a la madre de ‘Goro’. Los investigadores hallaron rastros de sangre en el vehículo.

"Goro" ya pasó tres años en la cárcel por asesinar a otro hampón en 1998. Y por cierto, cometió el crimen vestido de policía. Varias versiones recabadas por la prensa lo identifican como “chaleco” de seguridad en las obras manejadas por el secretario general del Sindicato Histórico de Construcción Civil, Víctor López Padilla.

GUERRA POR LOS CUPOS

Actas de los proyectos derogados durante la sesión de consejeros del 30 de junio, la cual fue liderada por Ezequiel Nolazco. El plan de inversiones de S/. 880 millones había sido aprobado por César Álvarez.

Como ocurre con Arroyo, López Padilla es un miembro del círculo de Álvarez.

El propio presidente regional explicó a Abilio Arroyo de CARETAS que “Nolazco es mi compadre espiritual y lo invité a participar en las elecciones regionales por su condición de reconocido dirigente de construcción civil. Inicialmente me exigió que le diera el 65% de las obras de la región. Acepté pensando que iba a generar trabajo en los sectores más pobres, pero no ocurrió así. Descubrí que exigía cupos a los humildes trabajadores y opté por anular el convenio el año pasado. Luego tomé contacto con el dirigente López Padilla, a quien le brindé el 30% del cupo laboral. Su gestión me parece mucho más transparente, aunque ahora ha intentado sacar cuerpo”.

Aunque Álvarez niega cualquier papel en el crimen (“ni que fuera loco de cometer una cosa así ad portas de las elecciones”), sí reconoce esta cuestionable forma de repartir cupos en obras millonarias.

Nolazco considera que sus relaciones con Álvarez se complicaron en verdad “cuando derogamos su plan de inversiones de más de S/. 880 millones para un paquete de obras a ser licitadas por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI)”.

Las obras incluyen la “rehabilitación, mejoramiento y construcción de la carretera Callejón de Huaylas-Chacas-San Luis”, que se lleva más de la mitad del presupuesto: la friolera de S/.452’479,702.

La construcción y equipamiento de dos hospitales en Huaraz y Chimbote suman más de S/.345 millones.

El paquete fue aprobado por Álvarez antes de que solicitara licencia el pasado 4 de junio para preparar su candidatura a la reelección.

El 30 de ese mes, los diez consejeros de oposición liderados por Nolazco suspendieron el conjunto de 16 obras.

Nolazco alude que la OEI no entregó los documentos que justifican y detallan los presupuestos.

Sin embargo, el conjunto había sido aprobado en cuatro sesiones previas de consejo realizadas entre diciembre del 2009 y junio del 2010.

Todos los documentos llevan las firmas del asesinado Sánchez Milla y Juan Ruiz Rodríguez de la OIE.

Álvarez responde que la OEI “trabaja con muchas instituciones del Estado, con óptimos resultados. Mis opositores políticos quieren tumbarse mis obras para impedir que gane las elecciones regionales”.

SUPERVISIÓN EN CUESTIÓN

Funeral del hijo político de Nolazco.


Pero la OEI sí ha sido blanco de severos cuestionamientos.

El más recordado estuvo relacionado con el caso de los “petroaudios”.

Una de las conversaciones interceptadas de Rómulo León es con José Ignacio López Soria, presidente de la OEI (CARETAS 2051).

En el bochornoso diálogo de febrero del 2008, León coordina los términos de las bases para la construcción de hospitales en los que estaba interesado el empresario dominicano Fortunato Canaán.

Al final, la OEI firmó un convenio con el Ministerio de Salud para supervisar las obras, pero las convocatorias fueron canceladas.

Aunque López Soria negó cualquier irregularidad se puso sobre el tapete la idoneidad de algunas organizaciones internacionales para controlar grandes licitaciones.

Lo mismo ocurrió poco después con proyectos del municipio de Lima (CARETAS 2052).

Aquí se trata del gobierno regional que más dinero recibe.

Entre junio del 2007 y mayo del 2008, percibió S/.1,393 millones por el canon minero.

Solo el año pasado recibió otros S/.1,400 millones de soles.

Tal avalancha de cash contrasta con la capacidad de gasto, que es la más deficiente del país.

Solo ejecuta el 15% de sus recursos.

Álvarez se defiende y retruca que “el canon lo dividimos entre 20 provincias, 166 distritos y 2 universidades. Nos quedamos con el 20%. El MEF da cifras mentirosas”.

A pesar de las controversias, es un mar de dinero en juego. Y ya comienza a mancharse de sangre.


(version impresa, para verla haga doble click en la imagen)








No hay comentarios: