viernes, 26 de agosto de 2016

Nueva York prohibe a los delincuentes sexuales jugar a Pokemon Go. La medida impedira que los 3.000 criminales de este tipo que se encuentran en libertad condicional usen el juego para atraer a los menores.

Nueva York prohibe a los delincuentes sexuales jugar a Pokemon Go.
La medida impedira que los 3.000 criminales de este tipo que se encuentran en libertad condicional usen el juego para atraer a los menores.
En la lista de prohibiciones que los delincuentes sexuales de Nueva York tienen que aceptar para lograr su libertad condicional, ha surgido una nueva cláusula: la de no «descargar o acceder [...] a cualquier juego online», incluyendo Pokémon Go. La medida, establecida este mes por el gobernador de la ciudad, Andrew Cuomo, está destinada a evitar que los exconvictos aprovechen esta clase de aplicaciones para reincidir en sus delitos, captando a los niños neoyorquinos a través del anonimato y las posibilidades que las apps ofrecen. Entre ellas, una de las que más preocupación suscita es el mencionado juego de Nintendo, que permite a sus usuarios cazar las populares criaturas en el mundo real con sus smartphones. Algunas de sus funciones, como las pokeparadas o los cebos, ya han sido usadas en anteriores ocasiones para cometer atracos, por lo que el Departamento de Correccionales y Supervisión de la Comunidad de Nueva York ha decidido convertirlo en una aplicación vetada para los delincuentes sexuales.
Para ello, la entidad ha pedido a la empresa desarrolladora del juego, Niantic, que cruce la base de datos de estos criminales con la de sus jugadores. También ha solicitado que se solucione el problema que suponen las pokeparadas, unos enclaves a los que suelen aproximarse los usuarios para adquirir objetos como pokéballs o pociones. Cuando se estudió la localización de estos puntos en una investigación previa, se descubrió que al menos 57 de ellos se encontraban cerca del hogar de un criminal sexual, por lo que Cuomo ha demandado que se supriman en los sitios que resulten peligrosos. «Estas medidas proporcionarán protección», ha señalado el gobernador en un comunicado. «ayudarán a quitarles una herramienta a quienes quieren hacerle daño a nuestros hijos». En el escrito, dirigido a la desarrolladora de la app, Cuomo se ha mostrado especialmente preocupado por los cebos, una opción de Pokémon Go que permite atraer pokémons a una zona determinada y que podría ser usada de forma fraudulenta por los abusadores sexuales. «Proteger a los menores [...] y garantizar su seguridad es nuestra prioridad número uno, y el Estado de Nueva York se está moviendo con rapidez para [...] (que) el peligro no se convierta en una futura tragedia», ha declarado. Sin embargo, no todos se han mostrado conformes con esta nueva norma. Tal y como relata el diario The New York Times, algunos, como la presidenta de Fortune Society Joanne Page, opinan que la prohibición es «la solución a un problema que no es un problema», ya que más del 90 % de las agresiones sexuales a niños vienen de la mano de conocidos de las víctimas, no de los extraños a los que se dirige Cuome. Otros, en cambio, concuerdan con el gobernador, aunque aseguran que la mejor medida no son las prohibiciones, sino que los padres controlen el uso que sus hijos le dan a este tipo de plataformas.  

MIKE COPPOLA 

FUENTE: http://www.radiomiami.us/noticia.php?idn=20853

No hay comentarios: