sábado, 6 de agosto de 2011

Congresista Heriberto Benitez propone nueva politica de seguridad ciudadana: Ya no más beneficios penitenciarios porque solo han servido para proliferación del hampa

Congresista
Heriberto Benítez
propone nueva
política de
seguridad ciudadana:
Ya no más beneficios penitenciarios porque solo han servido para proliferación del hampa

El asalto criminal contra la familia del congresista Renzo Reggiardo, en el que resultó gravemente herida su menor hija Ariana, debe ser la gota que rebalse el vaso y al Congreso le corresponde ahora anular los beneficios penitenciarios por haber permitido la proliferación del hampa e ir a la creación de penales agrícolas en reemplazo de los tradicionales, que han terminado convertidos en escuelas de delito, sostuvo el congresista por Áncash, Heriberto Benítez Rivas.

“He solicitado la comparecencia del nuevo ministro del Interior, Oscar Valdés Dancuart, a una sesión extraordinaria del Congreso, para que explique las investigaciones en relación al asalto contra la familia del congresista Reggiardo y a la vez para que informe sobre las modificaciones que requiere la política de seguridad ciudadana, porque la vigente ha resultado un rotundo fracaso y más bien se observa un incremento masivo de la delincuencia en las modalidades de asalto, secuestro al paso y sicariato”, dijo.

Benítez advirtió que una de las causas del incremento de la delincuencia es el sistema de beneficios penitenciarios a favor de los sentenciados, porque solo ha servido para sacar de las cárceles a los delincuentes antes del cumplimiento de sus penas.

“Para nadie es un secreto por ejemplo que en el penal Castro Castro hay una panadería en la que trabajan un poco más de un centenar de convictos, pero increíblemente más un millar de ellos aparece con un certificado de haber trabajado en ese lugar para obtener un día de libertad por tres de haber suspuestamente trabajado en ese establecimiento, y esto se repite en todos los talleres de todos los penales del país, por esto digo que es una estafa”, agregó.

Lo que es más grave, denunció, es que los internos pagan a funcionarios corruptos un sol diario para obtener esas certificados, es decir pagan 30 soles mensuales para obtenerlos y tramitar el canje de los beneficios del tres por uno.

E igualmente, sustentó, la inutilidad de los penales en la forma cómo están concebidos, porque la aplastante mayoría de internos no realiza ningún trabajo que los resocialice y más se dedican a perfeccionarse en el delito, ante lo cual se abre la necesidad, con carácter de urgencia, de crear penales agrícolas para que trabajen y se resocialicen de verdad.

“Estos penales agrícolas muy bien podrían estar ubicados en Huancayo, Ayacucho y Huancavelica”, concluyó.

FUENTE: http://www.larazon.com.pe/online/indice.asp?tfi=LRPolitica05&td=06&tm=08&ta=2011

No hay comentarios: