lunes, 6 de septiembre de 2010

EL TREMENDO JUEZ CÉSAR VEGA.

EL TREMENDO JUEZ CÉSAR VEGA.

(Fuente: www.corruptosalacarcel.blogspot.com)

El viernes 03 de septiembre del 2010, en el programa televisivo "El Francotirador", se divulgó una grave denuncia formulada por Margaret Huamán Ponce, secretaria del 27° Juzgado Penal de Lima contra la jueza María Cabrera por actos de corrupción sucedidos en el desarrollo del proceso penal donde arbitrariamente condenaron a la periodista Magaly Medina y a su productor Ney Guerrero (2008), por una supuesta difamación cometida en agravio de un conocido deportista, quien fue descubierto en un restaurant ubicado en el distrito de San Isidro, en plena concentración de la selección de fútbol para el partido con Brasil durante las eliminatorias del Mundial (FIFA). En dicha causa judicial, la jueza María Cabrera les impuso una sospechosa pena efectiva de prisión, disponiéndose la reclusión de ambos, en los penales de "Santa Mónica" y "San Jorge", ubicados en la provincia y departamento de Lima (PERÚ).

La secretaria del 27° Juzgado Penal de Lima señaló que el padre del integrante de la selección peruana de fútbol habría entregado cierta cantidad de dinero (envuelta en papel higiénico) a la jueza María Cabrera, quien guardó dicha suma en su cartera y que tal situación habría ocurrido en la vivienda del actual presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima, César Vega, luego que asistieran a la misa celebrada por el fallecimiento de su madre, en la Iglesia del Colegio La Salle; la jueza reconoció que acudió a la ceremonia religiosa, en compañía de Margaret Huamán y que los padres del futbolista Paolo Guerrero la saludaron. Además, se informó que cuando llegaron a la casa no dejaban ingresar a la denunciante y que la propia jueza tuvo que realizar una gestión especial para que la dejaran entrar.

Por otro lado, se presume que el pago habría sido por el éxito de la causa que logró la abusiva detención de la periodista de espectáculos y al parecer habrían sido varias entregas; los familiares buscaban dicha medida como castigo, por el supuesto daño causado al jugador y el interés del actual titular de la Corte Superior de Justicia de Lima habría sido el desvió parcial del tema que comprometía seriamente a su amigo y compañero Rómulo León, quien a su vez, también, es cercano a otros letrados con influencia partidaria-palaciega dentro del Poder Judicial (PJ). Hoy se conoce que existe una relación muy cercana entre los padres del jugador de fútbol y el tremendo juez César Vega.

Estamos ante una situación gravísima, que pone en peligro la recta administración de justicia y demostraría los niveles de corrupción que existen en el vientre del Poder Judicial (PJ), agravándose el tema ya que estaría directamente involucrado el titular de la Corte Superior de Justicia de Lima y una jueza penal (por intereses partidarios y pecuniarios), quienes deberían ser investigados, exhaustivamente, por el Ministerio Público (MP) respecto a un probable delito contra la administración pública. La Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) podría separarlos del cargo mientras duren las pesquisas administrativas; ulteriormente, el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) podría destituirlos. Ítem más, el Fiscal Provincial Penal de Lima podría formalizar la denuncia y ambos magistrados podrían ser recluidos en prisión.

El presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima (2009-2010).



Está circunstancia alarmante obliga a nuestro BLOG a rememorar algunas pinceladas sobre la cuestionada trayectoria del tremendo juez César Vega, quien tiene serios antecedentes sobre los cuales siempre ha salido bien librado por una férrea protección partidaria, ya que pertenece al llamado Buró de Conjunciones del APRA, según se comenta dentro del Poder Judicial (PJ), lo cual se demostró con el video del cumpleaños del dirigente Carlos Roca, ex candidato a la Alcaldía de Lima. Toda la población recuerda que el cuestionado juez César Vega (quien se desempeñaba como vocal supremo provisional) instaló una oficina profesional en la azotea de su casa, donde laboraba su colega Ángel Romero, quien defendió a uno de los principales testaferros de Vladimiro Montesinos (2001); en las mañanas, actuaba como personero legal del APRA, cuidando los votos de Alan García y en las tardes se trasladaba al Penal "San Jorge" para visitar a su patrocinado, Luis Duthurburu Cubas.


Posteriormente, el diario "La República" descubrió que aquella oficina legal, instalada en la azotea de la casa del tremendo juez César Vega seguía funcionando "normalmente" y atendiendo litigantes, lo cual resulta inaceptable, ya que actualmente se desempeña como presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima, controlando a todos los jueces de primera instancia y vocales superiores de la Capital, lo cual le permite ciertos privilegios y ventajas para obtener resultados favorables. Todo esto fue denunciado públicamente pero las autoridades aún no aplican ninguna sanción, por la protección-partidaria de la que goza el tremendo juez César Vega y por sus amistades cercanas a Palacio de Gobierno, como Genaro Vélez Castro, letrado del hijo del jefe de Estado.


Igualmente, en la página 2 del diario 16 (06 de septiembre del 2010) podemos observar que el padre del querellante afirma que hay una mano de venganza contra el presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima, César Vega y la jueza María Cabrera, llegando a decir que cuenta con un pool de abogados listos para interponer una demanda de difamación contra Margaret Huamán, secretaria del 27° Juzgado Penal de Lima; lo interesante sería conocer quiénes son esos letrados que están a su servicio, tal vez sean los que laboran en la oficina que funciona en la azotea de la casa del tremendo juez César Vega y que gozarán de todas las "garantías" para obtener fallos o resoluciones favorables, sobre todo si existe una relación amical y cercana entre los parientes directos del futbolista y el presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima, quien tiene una fuerte influencia en algunos jueces de primera instancia y vocales superiores. No olvidemos que el tremendo juez César Vega puede cambiar magistrados, dar licencias o permisos especiales, poner supernumerarios para ciertas actuaciones o diligencias, conformar tribunales o variar los ya existentes.


Finalmente, basta revisar el lamentable desempeño jurisdiccional del tremendo juez César Vega en la Sala Penal Suprema y la pésima organización administrativa en la Corte Superior de Justicia de Lima (2009-2010), la amistad y cercanía con procesados por graves delitos de corrupción como Rómulo León, Alberto Quimper y Agustín Mantilla, el manejo de los juzgados y conformación de tribunales superiores de justicia, la colocación de jueces supernumerarios, el funcionamiento irregular de una oficina legal en la azotea de su casa, entre otros hechos, para concluir que una persona con esas características debería ser inmediatamente destituida del Poder Judicial (PJ).



_______________________________



PS: Ahora bien, a esta escandalosa denuncia de la secretaria del 27° Juzgado Penal de Lima que probaría un evidente acto de corrupción, se suma el rumor que circuló por los pasos perdidos del Palacio de Justicia sobre la abusiva detención de la periodista Magaly Medida y su productor Ney Guerrero (2008). Por esos días, se comentaba la probable intervención de un influyente vocal de la Corte Superior de Justicia de Lima, amigo del tremendo juez César Vega, para que se aplique una detención efectiva, ya que una persona cercana a su familia, había sufrido un "ampay" que ocasionó serios conflictos internos.

La presencia de los padres del querellante en casa del tremendo juez César Vega y la relación amical de éste con el influyente vocal superior demostraría que hay coordinaciones para determinados casos, que podrían, incluso, darnos una pista sobre la existencia de una red ligada a la corrupción que estaría laborando en el vientre del Poder Judicial (PJ), que, además, contaría con otros agentes ligados al propio Palacio de Gobierno. Es más, lo curioso o anecdótico del asunto, desapercibido por muchos, fue que a los pocos días de la condena efectiva contra Magaly Medina y Ney Guerrero, aparece en escena el abogado de aquel magistrado influyente, amigo del tremendo juez César Vega, y asume sorpresivamente la defensa de la jueza María Cabrera, hoy denunciada por un probable acto de corrupción. No sabemos si hubo algún contrato de trabajo profesional, si hubo honorarios profesionales y quién los canceló o si la tarea legal fue ad honorem; tampoco se sabe como se escogió al defensor, ni quien lo recomendó.

Adicionalmente, esta hipótesis se reforzó, cuando algunos jueces honestos, nos informaron haber sido testigos que aquel influyente vocal de la Corte Superior de Justicia de Lima, amigo del tremendo juez César Vega, personalmente, pedía firmas de respaldo y exigía apoyo para la postulación de su abogado y a la vez defensor de la jueza María Cabrera, al Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Aquel candidato, hoy consejero electo en representación de los abogados del país, inexplicablemente, ha incorporado a su oficina profesional a dos ex vocales de la Corte Suprema de Justicia involucrados en probables hechos de corrupción, ligados a Alberto Quimper, socio de Rómulo León, amigo del tremendo juez César Vega y por consiguiente cercano al vocal superior influyente.



Lima, septiembre del 2010.

No hay comentarios: