lunes, 13 de septiembre de 2010

Ley tramposa (DL 1097)

Ley tramposa (DL 1097)
El Búho pide al Presidente derogar una ley y no quedar como un encubridor de asesinos.

Alan Garcia

Alan García no necesita ir a “Mistura” para tener “anticuchos”. Tiene uno muy grande con el tristemente célebre Decreto Ley 1097, la llamada “Ley ganzúa”.
Sí, porque los homicidas, violadores de derechos humanos, autores de crímenes de lesa humanidad, como los del Grupo Colina, incluso el propio Montesinos, pueden salir libres.

Martin Rivas

El jefe de “Colina”, Martin Rivas, ya se puso en la cola y sus leguleyos pretenden sacarlo de la cárcel con esta ley de marras.

Lo que ya se sabe es que un ministro que comulga todos los días, fue el autor de este engendro, en pared con el abogado Nakazaki. Sí, el que hundió a Magaly y defiende a varios mafiosos de la cúpula militar de Fujimori.


Alberto Fujimori

También tiene como cliente al ex alcalde Luis Valdez”, acusado no solo de mandar a matar a un periodista, sino de lavar dinero del sucio narcotráfico.
¿Por qué el Presidente permite que en Palacio de Gobierno se cocine ese tipo de malolientes decretos?

Luis Valdez

Felizmente, para la democracia, para la decencia, esta vez, al interior del Partido Aprista hay voces que se oponen abiertamente a esta ley.

Me refiero a Luis Gonzales Posada y al ministro de Justicia, García Toma.

Victor Garcia Toma

Fujimori en 1995 dio una ley de amnistía a los responsables de la llamada “Guerra sucia” contra la subversión.

Este decreto apunta a salvarles el pellejo y sacar de la cárcel a protagonistas de crímenes de lesa humanidad.

Casos como los de La Cantuta y Barrios Altos se incluyen en este tipo de delitos atroces.

Este Búho tiene que hacer una precisión.

No estamos en contra del trabajo sacrificado y heroico que cumplieron la Policía y las Fuerzas Armadas en esos veinte años de lucha interna con las delirantes huestes del camarada Gonzalo.

Centenares de policías y militares cayeron bajo las balas asesinas de los fanáticos maoístas.

Nos referimos a asesinos y psicópatas que vistieron el uniforme y lo mancillaron.

Asesinando y violando los derechos humanos de inocentes.

A estos no se les puede amnistiar, no se les puede dar libertad.

¿Por qué el Presidente embarra los últimos meses de su mandato para quedar como un encubridor de asesinos?

Apago el televisor.

No hay comentarios: