miércoles, 3 de abril de 2013

Expresidente peruano intenta justificar miles de indultos

Expresidente peruano intenta justificar miles de indultos 

Lima, 1 abr (PL) El expresidentes peruano Alan García defendió hoy los cinco 500 mil indultos y reducciones de penas que otorgó durante su gobierno (2006-2011), mientras un legislador que investiga el tema insistió en calificarlos como escandalosos.

García dijo en conferencia de prensa que otorgó esas gracias a aproximadamente el diez por ciento de la población carcelaria, a transportadores de droga y ladrones de menor cuantía, para aliviar el hacinamiento de los presidios y por un criterio compasivo.

Adimitió haber revisado uno por uno los expedientes y citó algunos casos conmovedores, alegó que no incurrió en ningún delito y que casi todos los casos fueron de conmutaciones (reducciones) de penas, habiendo otorgado 104 indultos. Entre sus argumentos dijo haber pedido consejo solo a Dios para actuar compasivamente y negó que entre los liberados, que incluyen transportadores de droga extranjeros expulsados del país, hubiera grandes narcotraficantes.

Sin embargo, el presidente de la comisión del Congreso de la República que investiga denuncias de corrupción bajo el reciente gobierno de García, Sergio Tejada, insistió en que le parece escandaloso que en cinco años de gobierno García haya dado libertad anticipada a más de cinco mil presos.

Las cifras equivalen aproximadamente a tres por día y Tejada rechazó la afirmación de García y dirigentes de su Partido Aprista, que lo acusan de actuar por instrucciones de la presidencia de la República. Reiteró que del total de indultos y conmutaciones, más de tres mil corresponden a condenados por tráfico de drogas, y entre estos, 400 cumplían severas penas por narcotráfico con agravantes, figura que se aplica a cabecillas y miembros de bandas.

Por su parte, el procurador Anticorrupción, Ronald Gamarra, pidió investigar uno por uno los perdones otorgados por García, que según dijo recientemente el congresista Heriberto Benítez, habrían sido dados a cambio de fuertes sobornos.

"Hay que revisar caso por caso y si se trata de personas condenas por narcotráfico, en su modalidad agravada, evidentemente el presiente de la República habría pasado los marcos de la ley" que lo prohíbe para esos casos, manifestó Gamarra.

Advirtió que un presidente no está por encima de la ley y, por lo tanto, debe ceñirse a las normas que regulan la concesión de indultos y gracias presidenciales.

"El derecho de gracia tiene límites. No es cierto que el presidente pueda hacer lo que le da la gana respecto al indulto. Por más corazón que tenga, hay limitaciones", expresó sobre los alegatos de García.

rc/mrs

FUENTE:http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=1265721&Itemid=1 

No hay comentarios: