lunes, 26 de junio de 2017

Retiros de Ayahuasca: Una moda que crece en el mundo. Aunque es una droga prohibida, muchas personas pagan hasta $ 2500 por día para "desintoxicarse" con esta sustancia

Retiros de Ayahuasca: Una moda que crece en el mundo.
Aunque es una droga prohibida, muchas personas pagan hasta $ 2500 por día para "desintoxicarse" con esta sustancia
La Ayahuasca es una polémica sustancia conocida en todo el mundo con diferentes acepciones: algunos la consideran una bebida mágica, otros (la ciencia médica) como una droga peligrosa y, una interpretación social más nueva, como un componente alucinógeno natural muy eficaz para aliviar padecimientos psíquicos y neurosis. Lo cierto es que en los últimos tiempos, los “retiros espirituales” donde se mezcla esta droga (prohibida en la Argentina) con terapias alternativas está de moda en muchos círculos de clase media.
La historia de este brebaje ancestral utilizado como medicina en los pueblos indígenas del Amazonas y otras regiones de América del Sur tiene unos 4000 años. También conocida como “yagé”, la Ayahuasca es un compuesto que combina dos plantas: la Banisteriopsis caapi y la Psychotria viridis. Su sabor es amargo, su consistencia es similar a la de un jarabe y su ingesta produce un estado modificado de la conciencia. En los cincuenta, el escritor norteamericano William S. Burroughs escribió mucho sobre este alucinógeno y su poder extrasensorial.
Pero la historia moderna del Ayahuasca (o al menos la que los fanáticos porteños mejor conocen) empezó en 2001. Ese año Alberto José Varela, un empresario argentino radicado en España, creó Ayahuasca Internacional: “El más grande entorno virtual de información, comunicación y conexión entre personas de todo el mundo interesadas en la Ayahuasca y que ya han tenido la experiencia”, según define en su página web. La administración y la organización logística de Ayahuasca Internacional depende de Inner Mastery International una empresa con sede en Madrid, España, que fue constituida legalmente en 2013 y que se dedica a organizar retiros en varios países de Latinoamérica y Europa. Actualmente, más de 30.000 personas accedieron a sus servicios.
Varela conoció la Ayahuasca en Colombia. Su hijo de 16 años estaba metido en las drogas y llevaba una vida “muy desordenada”, asegura.
“Padre de un adolescente preocupado, lo llevé a Colombia y tomó Ayahuasca con un chamán y conmigo. A partir de ese momento su vida cambió de una manera increíble”, dijo a LA NACION. Cuando Varela vio los resultados de la Ayahuasca en su propio hijo decidió ponerse a investigar. “Nunca pensé que iba a trabajar con la Ayahuasca, simplemente era un curioso de las terapias alternativas.
“Tenía un centro de terapia en Madrid y me interesaba mucho ver de qué manera se podía ayudar a la gente de una forma más rápida, más efectiva. Y me di cuenta de que era la técnica por excelencia para poder ayudar a salir a las personas de sus problemas”, agregó.
“Nosotros no hacemos rituales ni ceremonias -comentó-. Hemos descontextualizado el trabajo de la Ayahuasca fuera de la selva y la hemos llevado a Occidente, para facilitarla en otro entorno”.Varela asegura que hay dos tipos de público bien definidos que participan de los retiros: “Cuadros relacionados con depresión, angustia, ansiedad. Viene gente que está demasiado metida en la realidad, en su profesión, en su trabajo, en sus emociones, en sus familias. Que está muy agobiada en la vida diaria y no sabe qué hacer con eso. Para estos cuadros neuróticos la Ayahuasca es una maravilla”.

Fuente: El Comercio
http://diariouno.pe/2017/06/24/retiros-de-ayahuasca-una-moda-que-crece-en-el-mundo/


No hay comentarios: