lunes, 26 de junio de 2017

El origen de los gatos domésticos. Alguna vez se ha preguntado de ¿dónde vienen los gatos?, esos tiernos felinos que silenciosamente pueden hacerle sentir acompañado y relajado, o bien ser indiferentes a la espera de la mejor oportunidad para lanzar el zarpazo con sus garras.

El origen de los gatos domésticos.
Alguna vez se ha preguntado de ¿dónde vienen los gatos?, esos tiernos felinos que silenciosamente pueden hacerle sentir acompañado y relajado, o bien ser indiferentes a la espera de la mejor oportunidad para lanzar el zarpazo con sus garras.
La revista Nature Ecology & Evolution en el mes de junio presentó una investigación donde se intenta demostrar el origen de estos felinos, animales muy consentidos, pero lo suficientemente independientes, que no dependen de las ordenes humanas.
Al analizar el ADN de antiguos especímenes de gatos se determinó en el estudio que el felino doméstico moderno podría ser descendiente de una subespecie de gato salvaje nativo del norte de África y el Oriente Próximo, el Felis silvestris lybica.

Los gatos básicamente provendrían de dos ramas primarias genéticas. El primer grupo proviene de lo que es Turquía y parece haberse extendido hacia el sur y el oeste hace unos 10.000 años. Se menciona que los gatos al principio se autodomesticaron, merodeando granjas y aldeas para comer roedores pequeños, proporcionando así un servicio a los humanos.
El segundo grupo de gatos vino de Egipto, y de este subtipo hay evidencias momificadas que datan del 800 A.C. Este tipo de gato era muy popular y se extendió por todo el Mediterráneo en el siglo V.
Buscando su origen se pretende dar con una respuesta sobre cómo lograron el grado de domesticación, pues a diferencia de otras mascotas como perros, los felinos siempre han sido capaces de hacer lo que los seres humanos les sirve, cazar pequeños roedores. Por lo tanto, no necesitaron ser criados con rasgos específicos, mientras que los perros fueron criados para cazar animales o cuidarlos.
¿Otra procedencias felinas?
Por otra parte, una teoría que difiere del estudio mencionado lleva el origen del gato doméstico al gato salvaje de la India y Pakistán, Felis Ornata. El argumento principal es la semejanza en el volumen del cerebro. Dichos gatos al parecer no tienen relación con el gato silvestre africano, por la diferencia en la capacidad craneal.
Los que apoyan esta teoría también mencionan que a través de alguna mutación ese felino salvaje logró que la agresividad propia de su edad adulta, no existiera. Los domésticos son como gatos salvajes que nunca alcanzan la madurez con las características de los felinos salvajes.
Una investigación reciente realizada por un equipo encabezado por Carlos Driscoll, de la universidad de Oxford, pretende decir que el gato doméstico es consecuencia de cinco líneas maternas de gatos monteses de Oriente Próximo. A través de métodos moleculares identificaron cinco subespecies de gatos monteses, Felis silvestris, y llegaron a la conclusión de que la domesticación de los gatos data de más de 10.000 años, coincidiendo con el inicio de la agricultura en esa zona.
El estudio genético revelado en la revista Nature Ecology & Evolution, sugiere que en algún momento, la gente comenzó a desear gatos con apariencias distintas.

Por ejemplo, los felinos con patrones manchados, que según el estudio, son alrededor del 80 por ciento de los gatos domésticos, aparecieron hasta el período medieval y como resultado de más mutaciones.
Los investigadores encontraron que un gato que murió en el puerto comercial de Ralswiek, en el Mar Báltico, en el siglo VII, pertenecía a un subtipo genético de Egipto.
El estudio no pudo determinar de manera concluyente si los egipcios fueron los que domesticaron independientemente a los gatos, ya que parece que también convivieron con los humanos en el Cercano Oriente y Turquía. Sin embargo, es probable que los gatos caseros de hoy sean principalmente una mezcla de felinos egipcios y turcos antiguos.
Aún está por comprobarse enfáticamente la procedencia felina, pero lo que sí podríamos saber es hacia donde se dirigen con el grado de independencia que tienen, tal vez convertirse en nuestros criadores o nosotros sus mascotas de juego.


FUENTE: https://www.kienyke.com/tendencias/maskotas/cual-es-el-origen-de-los-gatos


No hay comentarios: