miércoles, 21 de enero de 2009

Los policias no tiene ni para comida y esperan desalojar otro sector en Pómac



11.02 Los policías no tienen agua ni comida mientras esperan desalojar otro sector (fuente diario Peru 21)



Los agentes pernoctan, en medio de un intenso calor y sin las condiciones mínimas, en el área La Palería I del Santuario Histórico Bosque de Pómac (Lambayeque), donde hoy ejecutarán el desalojo de la zona. En tanto, los invasores los aguardan armados.

PRECARIEDAD. Los efectivos no tienen las condiciones mínimas para poder realizar su trabajo. (Canal N)

En medio de un intenso calor y sin las condiciones mínimas, la Policía se prepara para desalojar a los invasores que se encuentran en el sector La Palería I del Santuario Histórico Bosque de Pómac (región Lambayeque), en el segundo día del operativo que busca recuperar las mil 700 hectáreas que fueron tomadas ilegalmente desde el año 2002.

“Falta agua y carpas, la mayoría está a intemperie”, se quejó un efectivo policial a Canal N. También se pudo comprobar un desabastecimiento de alimentos para los agentes que han pernoctado en el lugar, luego que ayer se iniciara el desalojo del sector de Palería II y se tomara el control de esta área, en una intervención que acabó con la muerte de dos jóvenes policías que fueron abatidos por invasores que portaban fusiles AKM.

Pero lo peor es que los policías cuentan que el agua y la comida, y otros petrechos, llegan a la zona, pero no se les distribuye.

La operación en este segundo días será encabezada por un grupo de 25 efectivos de avanzada de la Dirección de Operaciones Especiales (Dinoes) de Lima, quienes portan sus armas de reglamentos, a diferencia de ayer, cuando inexplicablemente los agentes ingresaron solo con bombas lacrimógenas, pese a que se sabía que los usurpadores iban a oponer violanta resistencia y que estaban armados. A ellos los siguen unos 500 policías, distribuidos por grupos.
Mientras tanto, los invasores ubicados en La Palería I esperan a la Policía para enfrentarlos y volver a convertir el lugar un campo de batalla. Según denunciaron testigos del lugar, los usurpadores están armados con hondas, palos, bombas caseras y seguramente armas de fuego.

La fiscal de Prevención del Delito de Chiclayo, Noemí Solís, solicitó el plan de inteligencia del desalojo del sector de Palería II al general José Ubaldo Aliaga, jefe de la II Dirección Territorial de la Región Lambayeque, quien está a cargo de la operación y puso su cargo a disposición ayer, tras la muerte de los dos policías.

LLEGARON LOS CUERPOS A LIMA.

De otro lado, los cuerpos de Fernando Hidalgo Ibarra y de Carlos Peralta Padilla, los dos suboficiales abatidos, llegaron a la capital esta madrugada y ya se encuentran en el velatorio de la Policía.

Ahí, el padre de uno de los fallecidos cuestionó que los policías hayan acudido mal armados y culpó al al general Ubaldo de la mala coordinación del operativo y sus lamentables resultados.

En el mismo sentido se pronunció el presidente de la Comisión de Defensa y Orden Interno del Congreso, Édgar Núñez, quien lamentó la falta de planificación y prevención con que se realizó la operación.

“El ministro del Interior (Remigio Hernani) debió estar ahí”, dijo al ser consultado por Canal N.
Durante la intervención de ayer, el suboficial Hidalgo Ibarra recibió un impacto de bala en el abdomen y, cuando Peralta Padilla lo rescataba, este fue alcanzado en la cabeza por un proyectil calibre 72.6 mm, falleciendo al instante.

Otros cuatro miembros del orden también resultaron heridos de bala. El más grave es el suboficial Percy Tarija Guzmán, quien recibió un balazo en el ojo izquierdo y otro en el brazo derecho, y es atendido en la clínica Pacífico de la ciudad de Chiclayo.
Perú.21 estuvo presente en el lugar de los hechos y pudo observar que el autor de los disparos fue un sujeto vestido con traje militar y boina negra, quien tras el ataque se internó en las chacras para celebrar su crimen.

Minutos después, ingresaron al lugar dos tanquetas con policías armados con fusiles AKM y G3. En cuestión de minutos, este grupo tomó el control en Palería II. Las familias fueron obligadas a desalojar el lugar y, horas más tarde, las casas fueron demolidas.

No hay comentarios: