jueves, 8 de enero de 2009

"SER ABOGADO DE SATANAS, NO ES DELITO": PALABRAS DE JAVIER VILLA STEIN, PRESIDENTE ACTUAL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DEL PERU



CUATRO JOYAS DE LA CORONA JUDICIAL


Ex abogada de narco y un filtrador de secretos de Estado rodean a Villa Stein.



Fernando O'Phelan mantenía nexos con operadores de Montesinos. Ruth Monge dejó la judicatura tras revelarse sus lazos con 'Lunarejo'"




(fuente diario El Comercio)


Por Óscar Castilla C. / Miguel Ramírez. Unidad de Investigación


Los principales salones del Palacio de Justicia --debidamente acondicionados y decorados-- se convirtieron, durante el pasado lunes, en el escenario donde se realizó la ceremonia que consagró al vocal Javier Villa Stein como nuevo presidente de la Corte Suprema. Sin embargo, no solo se acomodaron muebles y cortinas para recibir a la crema y nata del mundo político y judicial. Dos personajes, harto conocidos por sus antecedentes negativos y pasado sombrío en los predios judiciales, también lograron moverse y trepar, de forma silenciosa, hasta lo más alto de la judicatura.


Uno de ellos es un conocido abogado que dirige una ONG dedicada a temas judiciales y que, más de una vez, ha aparecido protagonizando algún escándalo público, vinculado a procesados del régimen fujimontesinista o defendiendo a magistrados cuestionados. La otra es una ex jueza penal. Ella dejó la carrera judicial luego de que su nombre saltara a la palestra por sus vínculos con el narcotraficante Fernando Zevallos 'Lunarejo'.




Fuentes judiciales revelaron a El Comercio que ambos personajes se ubican o merodean, junto a otros dentro del entorno de asesores más cercano a Villa Stein, el hombre que regirá los destinos del Poder Judicial.


Esta información fue corroborada el último lunes en la ceremonia de toma de mando de Villa Stein, en donde estos personajes estuvieron presentes. De todos ellos, dos destacan, y no precisamente por su cualidades. Ellos son: Fernando O'Phelan Pérez (44) y Ruth Monge Guillergua (50). El nombre del primero llegó a oídos de este Diario durante la recta final de las elecciones que finalmente ganó Villa Stein. Para empezar, varios vocales, y en diferentes ocasiones, observaron a O'Phelan junto al hoy presidente del Poder Judicial. Además fue visto visitando a magistrados supremos para comunicarles su cercanía con el poder de turno.


Por si fuera poco, desde hace varias semanas dicho abogado ya ocupa un espacioso ambiente en el N° 460 del cuarto piso del Palacio de Justicia, lugar en donde se encuentran los despachos privados de los vocales titulares de la Corte Suprema y que además tiene una panorámica vista a la Alameda de los Héroes Navales.


Si la situación continúa, ahora que Villa Stein ya fue nombrado, podría decirse que este sería el regreso de O'Phelan a la alta dirección del Poder Judicial. O'Phelan fue, durante los años más oscuros del control montesinista sobre la judicatura, uno de los principales asesores de la famosa Comisión Ejecutiva del Poder Judicial que entonces dirigieron José Dellepiane (ya fallecido) y David Pezúa.


Ambos personajes, años después, fueron condenados por su nexos con el fujimontesinismo.


Desde la caída de aquel organismo, que entonces manipulaba la judicatura, O'Phelan ha sido constantemente visto tratando de llegar al entorno de los anteriores presidentes de la Corte Suprema, desde Hugo Sivina, Walter Vásquez hasta Francisco Távara. Ahora, sin embargo, parece haber llegado a donde quería desde hace buen tiempo: a la cima del poder.


El Comercio, al confirmar la cercanía de O'Phelan con el entorno de Villa, indagó en los antecedentes de dicho personaje y encontró varias 'perlas' para tomar en cuenta.


LOS SECRETOS DE O'PHELAN


El último 17 de octubre un expediente, registrado con el N° 46643-08, llegó al Juzgado Penal 13 de Lima. Allí, luego de la evaluación correspondiente, se dispuso la apertura de proceso por el delito de violación de secretos de Estado. El inculpado: Fernando O'Phelan, contra quien se dictó, debido a la gravedad del caso, el mandato judicial de impedimento de salida del país. Todo esto ocurrió luego de que el Ministerio Público lo denunciara penalmente, junto a un oficial de la Dirección de Inteligencia de la Marina y a otros dos directivos de una empresa de seguridad, por entregar documentación que contenía información reservada (y que había sido adulterada) a varios medios de comunicación.

No solo eso, O'Phelan también es investigado por un extraño caso vinculado a las visitas que realizaba a tres internos del otrora penal San Jorge: José Dellepiane, David Pezúa y Óscar López Meneses, este último prófugo, luego extraditado y ahora condenado por ser operador del montesinismo.


Todos los detalles de dicha investigación están en el expediente 2004-58 en poder de la Fiscalía Penal 11 de Lima. Allí se menciona, por ejemplo, que el ahora allegado de Villa Stein fue retenido el 16 de mayo del 2004, a la salida de dicho centro penitenciario.


O'Phelan fue descubierto por un agente del INPE mientras sacaba un material que no había sido registrado en el área de ingreso al penal.

Dicho material era una cartulina titulada: "La red mafiosa de (Fernando) Olivera-FIM (Frente Independiente Moralizador) y su sistema de persecución política". El documento fue adjuntado al expediente fiscal en contra de O'Phelan, quien dirige la ONG Projusticia.


En la cartulina se observa, cabe mencionar, un organigrama en donde figuran los personajes que integraban esta presunta organización. Días después de su detención dicho abogado brindó diferentes versiones sobre la elaboración y propiedad del documento.


Finalmente reveló lo siguiente en un diario local: "La cartulina me la dio López Meneses".


El caso aún está en investigación en la fiscalía, sin embargo, O'Phelan nunca brindó una explicación pública sobre su relación con López Meneses, personaje vinculado a Montesinos y a Agustín Mantilla, además de ex asesor del fujimorismo, yerno del prófugo general Víctor Malca y condenado por posesión de armas.


Estas no son las únicas 'perlas' de O'Phelan. El abogado también registra antecedentes en el Ministerio Público por apropiación y estafa. Además, en el último año defendió a través de un comunicado público (de Projusticia) al ex presidente de la Corte Superior de Lima Ángel Romero, destituido y luego reincorporado por su participación en el caso del Banco Central de Reserva.

LOS ALLEGADOS DE RUTH:


Fuentes judiciales revelaron que Ruth Monge también es muy allegada al flamante presidente de la Corte Suprema. Su cercanía con Villa suscita diversas preocupaciones entre algunos jueces debido a que Monge fue abogada de Aerocontinente y estuvo vinculada a Lupe y a Fernando Zevallos, cuando este último ya era juzgado por narcotráfico. Los nexos de Monge con el vocal supremo son más que evidentes si se tiene en cuenta que ella es la nuera del prominente militante aprista, notario y ex presidente del Consejo de Defensa Judicial del Estado Moisés Tambini del Valle y de su esposa, la vocal Nancy Ávila.

Es bueno recordar que en agosto del 2005 Villa Stein celebró su cumpleaños en la residencia de Moisés Tambini, a donde acudieron diversas personalidades. Otro motivo de alerta, respecto de la cercanía de Monge con el nuevo presidente del Poder Judicial, es que en el 2006 ella fue investigada por la Oficina de Control de la Magistratura por ser el nexo entre Zevallos y la judicatura. Esto ocurrió luego de que El Comercio revelara que Monge, siendo jueza y aprovechando sus vínculos con Aerocontinente, facilitaba pasajes aéreos a jueces para que lo ayuden "en cualquier momento", como lo revelaron los correos electrónicos hallados por la policía en la computadora de la secretaria de Lupe Zevallos.

Finalmente, la investigación de la OCMA halló varios culpables y los castigó, pero nada pudo hacer con Monge pues ella dejó el Poder Judicial. No se volvió a saber de ella --conocida por su amistad con María Zavala (ex jefa de Tambini cuando era ministra de Justicia)-- hasta hace algunos días en el Palacio de Justicia.

Villa Stein confirmó que todos estos personajes forman parte de su entorno. Al respecto dijo a este Diario: "No quiero ser víctima de los prejuicios que hay en contra de la gente, pero si su producto es bueno voy a tener que seguir adelante (con ellos). Todavía no tengo una decisión tomada. No conozco nada que los inhabilite. Ser abogado de Satanás no es delito, que yo sepa. Eso no los convierte en malas personas".



Otros personajes cuestionables


Días después de haber sido elegido presidente de la Corte Suprema, Javier Villa Stein acudió al despacho de la ministra de Justicia Rosario Fernández para saludarla y exponerle los planes de su gestión.


Una fuente de este Diario contó que Villa encargó a una secretaria que apenas llegara su asesor lo hiciera pasar. Minutos después llegó el citado asesor, que se identificó como Carlos Arana. Los abogados que estaban en la antesala para entrevistarse con Fernández lo reconocieron y recordaron su pasado.


El 2002, Arana fue nombrado jefe de la Secretaría Técnica de Selección y Nombramiento del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), cargo clave cuya función era la de evaluar y seleccionar a los nuevos jueces y fiscales.


Una fuente del CNM dijo que en la gestión de Arana hubo rumores de que él se parcializaba con ciertos postulantes.


En el 2004 los comentarios llegaron a oídos del presidente del CNM, Teófilo Idrogo, quien no renovó el contrato de Arana. Después trabajó con el congresista Víctor Mayorga y en la Comisión de Fiscalización. Allí fue denunciado por el aprista Víctor Velásquez debido a irregularidades en la investigación que se realizaba sobre el caso del Seguro Integral de Salud (SIS).


Álex Alaluna es una persona a quien no se le conoce profesión alguna. Sin embargo, en el Poder Judicial se presenta como un 'lobbista' bien contactado, y no le falta razón: siempre se le ve en reuniones públicas junto a jueces y políticos, como el lunes pasado en Palacio de Justicia.


Según una ficha personal elaborada por inteligencia de la policía antidrogas, a la que este Diario tuvo acceso, Alaluna habría sido informante de Fernando Zevallos, cuando este era dueño de Aerocontinente.


Otro personaje con nexos con 'Lunarejo', además de Ruth Monge.


En esta ficha también se le menciona como una persona vinculada al desactivado Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) de Vladimiro Montesinos.


Según algunos de sus amigos, el mismo Alaluna alardeaba en reuniones sociales de haber trabajado en el SIN y de ser amigo de importantes magistrados del país. Varios litigantes han contado a este Diario que Alaluna se ha ofrecido para arreglarles a su favor los procesos que tienen pendientes. Un vocal superior y otro supremo revelaron, en las últimas semanas, que este singular personaje se encuentra como asesor de Villa Stein.


Antes trabajó como seguridad en el Instituto Peruano de Seguridad Social y en el hotel Crillón.

No hay comentarios: