martes, 29 de junio de 2010

Gobierno tiene miedo que auditoría imparcial analice cuentas de EsSalud

Gobierno tiene miedo que auditoría imparcial analice cuentas de EsSalud
Jefe del gabinete defiende la gestión de Fernando Barrios y rechaza cualquier investigación.



Velásquez responde duramente las denuncias formuladas por el parlamentario Víctor Andrés García Belaunde.
“En nuestro grupo de trabajo no vamos a permitir que los recursos desaparezcan y que el premier haga como que no pasa nada. El Parlamento también puede fiscalizar y por eso estamos pidiendo las facultades para pedir la información necesaria a EsSalud”, dijo Luis Galarreta, presidente de la Comisión de Economía del Congreso.



Una cerrada defensa de la gestión del presidente de Essalud, Fernando Barrios, realizó ayer el jefe del gabinete, Javier Velásquez, quien volvió a cerrar toda posibilidad de que se realice una auditoría internacional en esa entidad de la seguridad social, como solicitó el legislador Víctor Andrés García Belaunde, contra quien el premier dirigió su puntería.

Sin embargo, cuando LA PRIMERA le hizo notar que uno de los fundamentos de los cuestionamientos del congresista de Alianza Parlamentaria sería que la propaganda gubernamental presenta meras remodelaciones de pabellones como si se tratara de hospitales nuevos, Velásquez sólo atinó a afirmar que ello era “producto de la piconería” sin desmentir con fundamentos la denuncia.

En julio del año pasado, el entonces presidente del Cuerpo Médico, Santiago Vinces, afirmó a LA PRIMERA que en aquella época la propaganda del gobierno hablaba de 17 nuevos hospitales cuando –dijo Vinces– tres de ellos son simples pabellones construidos en centros hospitalarios ya existentes.

Mencionó el Pabellón de Especialidades Médicas del Hospital Sabogal, la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI-UCIN) en Víctor Lazarte de Trujillo y el denominado Complejo Hospitalario Marino Molina de Comas, en el cual sólo se ha erigido un pabellón y cuyas ventanas de vidrio ya se destruyeron por el indebido acabado.

A ello agregó, Vinces, las condiciones en que se construye el nuevo Instituto del Corazón (Incor) en terrenos del Hospital Edgardo Rebagliati con ascensores estrechos, en los que no entran camillas, por lo que finalmente tuvieron que unirse dos.

Otro caso es la Clínica Geriátrica San Isidro Labrador cuya inauguración fue seguida de un escándalo, dado que todo se trató de un montaje para aparentar que estaba en funcionamiento.





LA PRIMERA preguntó a Velásquez sobre las palabras de García Belaunde, quien dijo que el premier se opone a una auditoría internacional a Essalud porque “algo se pudre” en esta institución.

El primer ministró optó por afirmar que detrás de las apreciaciones del congresista existe una “intención de echarse abajo la exitosa gestión de estos cuatros años de Essalud” y parafraseando la propaganda del gobierno –agregó– que ya se está atendiendo a 9 millones de peruanos.

Luego en cerrada defensa de Barrios, el premier dijo que la suya ha sido una de las más exitosas gestiones de los últimos años y volvió a negarse a una auditoría aduciendo que ésta costaría al menos dos millones de soles.

“Cuando él dice haré una colecta entonces que la haga de repente con los congresistas aliados, los nacionalistas pueden plantearlo”, dijo en tono burlón.

Agregó que le parecería injusto que habiendo una Contraloría General de la República, el ministerio Público, Poder judicial y la Comisión de Fiscalización del Congreso, se busque una auditoría internacional para Essalud.

Insistió en opinar que existiría una especie de celo y un odio injustificado y producto de piconería en contra de Essalud, que es una institución que hoy sirve, dijo, a varios millones de ciudadanos.

Finalmente, en tono molesto afirmó respetar a García Belaunde pero que parece que está sin agenda “yo creo que le falta poquito para ser discípulo disciplinado del señor Ollanta Humala”, acotó.

Que colabore

En respuesta, el referido congresista tras reiterar que algo sucio ocurre en Essalud señaló que haría de todas maneras una colecta para realizar una auditoría internacional para investigar las irregularidades de esta institución y dijo esperar que el primer ministro se meta la mano al bolsillo y colabore.

Aunque no descartó que también se recurra a la Comisión de Fiscalización pero con la participación de técnicos capacitados, toda vez que -dijo- la Contraloría sólo interviene cuando Essalud u otra entidad lo solicita al tiempo que agregó que en el Poder judicial todo se pierde.

Recalcó que no existe transparencia en la gestión de Fernando Barrios y recomendó que los aportantes deberían formar parte del Consejo de Vigilancia y del Directorio para evitar que Essalud sea usado políticamente por el APRA a través de Barrios.

Denunció que desde el ingreso del gobierno aprista poniendo en la administración a Barrios se han creado cerca de 7 mil puestos y agregó que se destina el 40% de los ingresos a las planillas.

En este sentido, indicó que de cada 10 soles 4 soles se van en gasto de personal y se malgasta el dinero.

García Belaunde afirmó que luego se recurre a la presión y al miedo para evitar denuncias como las suyas.

También sostuvo que a pesar que el dinero de Essalud es intangible, en esta entidad se actúa como si fuera la bolsa de valores y se viene invirtiendo en cooperativas agrarias del norte como Pomalca, lo cual, acotó, es un delito.

Subrayó que esta institución se ha convertido en un Estado dentro de otro Estado.

Congreso espera facultades -

Isaac Mekler, miembro de la Comisión de Economía, dijo: “Estamos esperando que la Comisión Permanente nos otorgue las facultades de comisión investigadora, para indagar todo los negociados en Essalud.

No puede ser que el presupuesto ingente que tiene esta institución desaparezca sin que su presidente rinda cuentas de lo que gasta. Eso es increíble”.-

Luis Cáceres, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Essalud, afirmó: “Es cierto, en Essalud contratan a personas cada mes en lugar de promover los ascensos en la institución, y eso genera gastos en planilla. No hay fiscalización de lo que nos descuentan a miles de trabajadores en el país. Son buenas las inversiones, pero lo malo es que todo es sin licitación”.

Vilma Escalante
Redacción

No hay comentarios: