miércoles, 1 de julio de 2009

Entra en vigencia la ley de arresto ciudadano


Entra en vigencia la ley de arresto ciudadano
(FUENTE: RPP)


Ciudadanos y serenos podrán intervenir a una persona que es sorprendida en delito flagrante, es decir encontrar al sujeto cometiendo un acto delictivo, o portando objetos que lo evidencien.


En medio de polémicas por los excesos que puede causar en la población y su deseo de hacer justicia con sus propias manos, este miércoles entró en vigencia la ley de arresto ciudadano.


La norma permite que ciudadanos y serenos puedan intervenir a una persona que es sorprendida en delito flagrante, es decir encontrar al sujeto cometiendo un acto delictivo, o portando objetos que lo evidencien, para luego ponerlo a disposición de la Policía.

La norma es cuestionada, al considerarse que falta educación en la población y que esta puede dar lugar a abusos y excesos, tomando en cuenta que la ley del arresto ciudadano tiene por objetivo que los ciudadanos colaboren con la Policía pero no sustituyan su labor.

Según refiere la medida, el arresto ciudadano es una facultad no una obligación, ya que se recurre a ella si está en condiciones de hacerlo.

En respuesta a la controvertida ley, municipios como los de Lima, Jesús María, Miraflores y Pueblo Libre han capacitado a sus serenos acerca de la nueva disposición.

Las denuncias por excesos o abusos de la mencionada ley pueden hacerse en las 36 oficinas de la Defensoría del Pueblo o llamando a los teléfonos 0800-15170 y 311-0300.


¿Qué dicen los especialistas?

En declaraciones a RPP, el abogado penalista, Germán Small Arana, adviritó que podrían cometerse abusos con la entrada en vigencia del arresto ciudadano, ya que podría esto servir para inducir a las personas a actuar motivadas por rencillas de carácter personal.

"La puesta en vigencia de cualquier disposición de esta naturaleza se debe ajustar para no cometer este tipo de errores, porque hay que tener en cuenta que todo ciudadano tiene derecho a que nadie lo detenga ni ofenda", expresó.

"No es una carta blanca para que cualquier persona pueda hacer daño sin tener la razón", puntualizó. (declaraciones aquí).

No hay comentarios: