sábado, 27 de febrero de 2010

Consejo Nacional de la Magistratura del Perú: Le cambiaron la nota a Guillén

Consejo Nacional de la Magistratura del Peru: Le cambiaron la nota a Guillén
Extraño. Le pusieron 57 puntos, pero luego le bajaron el puntaje a 45 para dejarlo fuera del concurso.

El CNM sólo publicó la transcripción de las respuestas de los fiscales Guillén y Gálvez.
Falta que se publiquen los facsímiles de las pruebas.
Por César Romero Calle.

El fiscal supremo Avelino Guillén recibió dos calificaciones en uno de los exámenes escritos, informó ayer el abogado de IDL Antonio Salazar.

Inicialmente, Guillén fue calificado con 57 puntos, que le daban alguna opción para aprobar, pero luego le bajaron esa nota a 45, que aseguró su descalificación.

En tanto, el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) no publicó en su página web institucional los originales de los exámenes escritos que rindieron los postulantes a magistrados supremos, como se anunció el miércoles último.

Sólo presentó la transcripción de las respuestas de los fiscales supremos adjuntos Avelino Guillén y de su colega Tomás Gálvez.Como se sabe, Guillén obtuvo una nota desaprobatoria y Gálvez obtuvo la más alta nota. Fue casi perfecto.

Lógicamente, al comparar ambas pruebas, la conclusión inmediata es que la desaprobación de Avelino Guillén fue correcta.

Cambio de nota


Sin embargo, la realidad podría ser distinta.
Por ello, es importante saber cómo lo calificó el reconocido abogado Mario Amoretti, y cómo calificó al resto de postulantes.
El examen constó de dos preguntas que se redactaron, codificaron y calificaron por separado.
En una se pidió al postulante redactar un ensayo dando respuesta a seis interrogantes sobre los precedentes vinculantes y, en la otra, en el caso de los candidatos a fiscales supremos, como Guillén, redactar un dictamen fiscal.La primera pregunta valía 15 puntos máximos y la segunda recibía 85 puntos.
Para aprobar, el postulante debía sumar, en las dos pruebas, un mínimo de 67 puntos.

La República habló ayer con Antonio Salazar, uno de los dos abogados del Instituto de Defensa Legal (IDL) convocados por el CNM el miércoles último para identificar los exámenes.
Salazar refiere que en la prueba de dictamen, Guillén, y otros postulantes, tiene dos notas.

Una a lápiz de 57 puntos y otra de 45 puntos, escrita con lapicero.
En el ensayo, Guillén tuvo 6 puntos.
Al preguntársele a Amoretti sobre estas dos notas, responde: “Le puse 57 puntos, pero luego de comentar con Gleizer León, que corregía a mi lado, que la prueba no tenía el formato de un dictamen fiscal, le puse menos nota porque concordamos que no era posible que un próximo fiscal supremo no supiera redactar un dictamen”.
Salazar refiere que había otras pruebas que obtuvieron hasta 69 puntos que no cumplen con el formato de dictamen.
Amoretti responde: “Una semana antes a los candidatos se les pidió señalar sobre qué tema responderían el examen: penal, civil o constitucional. Los que eligieron penal debían redactar un dictamen o una sentencia. Algunos, como Iván Sequeiros, eligieron constitucional y no tenían formato para responder”.
Lógicamente, si sumamos 57 ó 45 más 6, igual Guillén salía desaprobado, pero eso no se sabía en ese momento, sino al cotejar las pruebas en la computadora.
Pero con 57 si hubiera tenido 10 en el ensayo, hubiera aprobado. Había hasta 11 ensayos calificados sobre 10 puntos. La mayoría sacó entre 4 y 6.Amoretti habló anoche de que en el ensayo Guillén de “seis preguntas, habrá contestado dos o tres (..). Agregó, además, que se pedía a los postulantes “la fundamentación de todos los puntos que eran materia de pregunta, mas no la redacción de los hechos o el texto legal”.

La ruta de la prueba
Al concluir la prueba, el 20 de diciembre, el consejero Francisco Delgado de la Flor trasladó los exámenes, en su auto, hasta la casa del abogado Raúl Ferrero Costa.
Los calificadores los devolvieron el 23 de diciembre.
Sin embargo, al pretender pasar la información al sistema electrónico, el software del Reniec, que apoyó con la codificación de los exámenes, solo aceptaba notas en base a 20.
Por eso tuvieron que esperar al 29 de diciembre, para que el Reniec diera un nuevo software que permitiera pasar la información al sistema de cómputo y proceder a publicar las notas.

No hay comentarios: